Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Incendios devastan la Chiquitanía con 500 mil hectáreas quemadas

Los incendios incontrolables que se registran en la Chiquitanía, en Santa Cruz, han arrasado con más de 500 mil hectáreas de bosques, cultivos y pastizales.

Ante la magnitud de los focos de calor, el gobernador Rubén Costas declaró ayer emergencia y dijo que su mayor preocupación es que el fuego se siga expandiendo por los vientos huracanados.

Costas denunció que el cien por ciento de los incendios fue provocado por gente que realiza chaqueos y quema de basura. “Eso sucede en el campo, no se puede jugar con fuego, no se puede arriesgar vidas humanas”, manifestó.

La devastación que han dejado los más de 6 mil focos de calor que se registraron en lo que va de agosto en seis municipios: Roboré, San José, San Ignacio, Concepción, San Rafael y San Matías, se evidencia en la muerte de animales silvestres, como tortugas y armadillos, carbonizados.

El presidente Evo Morales decidió, luego de recibir información sobre los incendios, suspender sus actividades para trasladarse este lunes a Roboré.

Morales remarcó que la prioridad del Gobierno, ante la propagación de los incendios, es cuidar las vidas de las personas, controlar el avance del fuego y evitar más daños materiales.

El ministro de Defensa, Javier Zabaleta, dijo, tras sobrevolar la zona afectada ayer, que los focos de calor se redujeron en comparación a días anteriores, pero se mantendrán los esfuerzos para detener el avance de las llamas en Roboré y otras zonas del departamento de Santa Cruz.

“Si es necesario, en los próximos días se reforzará el equipo con otros tres helicópteros que se tiene a disposición y listos para coadyuvar en las labores que se realizan en el departamento, que tiene declaración de desastre por la agudización de incendios”, anticipó.

La Autoridad de Bosques y Tierras (ABT) admitió que los incendios arrasaron en sólo cinco días con 471 mil hectáreas, y en lo que va del año, a nivel nacional, la superficie afectada llega a 953 mil. Advirtió que irá tras los responsables de las quemas.

“Vamos a trasladar brigadas coercitivas. La ABT, las Fuerzas Armadas y la Fiscalía desplazarán 60 funcionarios. Vamos a investigar el origen de los fuegos”, dijo ayer el director de la ABT, Cliver Rocha.

 

SAN IGNACIO EN SITUACIÓN CRÍTICA

El alcalde de San Ignacio de Velasco, Fanor Salces, afirmó que la situación en su municipio es crítica por los incendios y la sequía. “Estoy desesperado, no recibimos ayuda, todo se va a Roboré y acá sólo nos mandaron una camioneta con cinco personas”, lamentó.

Por los incendios, las personas comienzan a evacuar comunidades y mojan el techo de paja de sus casas con agua para que no se quemen con el fuego.

 

SAN JOSÉ NECESITA APOYO AÉREO

El alcalde de San José de Chiquitos, Germaín Caballero, informó que hay 60 personas intentando controlar tres focos de calor. Sin embargo, necesitan apoyo, fundamentalmente aéreo, porque los incendios son en zonas de difícil acceso.

Expresó que el sábado fue el peor día, porque se calcinaron 10 postes y la población se quedó sin agua y energía seis horas. La emergencia persiste en las comunidades de Dolores y Taperas.

En Portada