Pasar al contenido principal
Laura Manzaneda

Disminuye la producción de tarwi a pesar de su alto valor nutritivo

A pesar del alto valor nutricional, año que pasa se reduce en Bolivia la producción de tarwi o chuchusmuti (lupinos). ¿La causa? La baja demanda. En Cochabamba el consumo anual es de 700 gramos por persona y a nivel nacional el promedio baja a 150 gramos, una cifra despreciable si se compara con otros países, como Ecuador, donde el consumo es de 4 kilos.

La comparación es toda una ironía si se considera las grandes propiedades nutricionales del grano. Sus porcentajes de proteína, ácidos grasos insaturados, calcio y fibra son superiores a los que contienen la quinua y el amaranto. Además, el poco almidón que contiene y la presencia de grandes cantidades gamma conglutina hacen del tarwi un alimento ideal para combatir la obesidad y la diabetes, porque reduce el azúcar de la sangre, indicó la investigadora de Calidad de Alimentos de Iniaf de Ecuador, Elena Villacres.

Por ese valor nutricional y para incrementar su consumo y cultivo en el país, la Fundación Proinpa realizó esta semana la XV Conferencia Internacional de Lupino, con la participaron de expertos de Chile, Perú, Ecuador, Bolivia y otros países de Europa. “Ecuador ha tenido buenos resultados, queremos conocer e intercambiar experiencias”, dijo el director de Proinpa, Antonio Gandarillas. 

Proinpa calcula que en el país se cultiva 1.500 hectáreas de lupinos, pero son datos extraoficiales, pues el Instituto Nacional de Estadística (INE) brindó información sólo en 2008 y 2013.

Según el INE, en 2008 en los departamentos de La Paz, Potosí, Chuquisaca y Cochabamba se cultivaba 1.895 hectáreas de tarwi, de las cuales se logró cosechar 1.208 toneladas, pero en 2013 la cifra se redujo a 1.263 hectáreas, que producían 537 toneladas. Se trata de un decremento de más del 50 por ciento.

Mientras la reducción era en La Paz, Sucre y Potosí, en Cochabamba se tenía un incremento de 261 hectáreas en 2003 a 412 en 2013 (58 por ciento), empero la cosecha subió de 164 toneladas a sólo 239 (45 por ciento).

El cultivo “es realmente bajo. La razón es la falta de conocimiento. Se cultiva poco porque se consume poco. La causa es la falta de información, la gente no tiene suficiente información, como pasa en otros países”, indicó Gandarillas.

Villacres, por su parte, describió que el tarwi era muy consumido por nuestros antepasados, como los incas, que aprendieron a quitar el sabor amargo del grano y consumirlo como mote, pero con la llegada de los españoles el alimento fue desplazado, al igual de lo que pasó con la quinua y otros alimentos nativos. 

“Nos enseñaron  a consumir trigo refinado y despreciar lo nuestro. En Ecuador comemos por año un promedio de 46 kilogramos de harina refinada y de tarwi sólo cuatro. De ahí que vienen enfermedades, como la diabetes y obesidad”, dijo.

Villacres explicó que hace 10 años el chuchusmuti tampoco era apreciado en Ecuador y era considerado un alimento de indígenas  y de baja calidad, por lo que el Iniaf tomó la determinación de cambiar en ese concepto.

“La gente tenía miedo a enfermarse, entonces comenzamos a hacer un proceso técnico para tener un producto de buena calidad. La gente de clase media alta puso interés. Ya no tiene miedo de enfermarse”, dijo.

Ecuador cultiva cada año 10.000 hectáreas de tarwi, pero su demanda insatisfecha es de 3.000 toneladas, por lo que compra el grano de Perú y Bolivia. “Lo poco que se produce en La Paz y Cochabamba se saca de contrabando a Perú y de ahí pasa a Ecuador”, reveló Gandarillas.

Villacres explicó que su país está haciendo esfuerzos para incrementar sus cultivos y satisfacer la demanda.

“¿Que quiere la gente?, otro tipo de productos. Le hemos puesto un ají con tarwi en envase de vidrio, hemos hecho yogur y queso de tarwi para los veganos. Esta experiencia exitosa de Ecuador puede ayudar a subir el consumo en Bolivia”, dijo la ecuatoriana.

La investigadora cree que este grano debe ser consumido en el país para tratar problemas de desnutrición y enfermedades. “Este grano debe subir a los estantes de los supermercados”, manifestó.

 

700 gramos es el consumo

En Cochabamba cada persona come 700 gramos de tarwi por año, pero ese promedio baja en el resto del país a sólo 150.

 

esp_eco_3_ivar_rueda.jpg

El cereal utilizado en la elaboración de diferentes comidas.
IVAR RUEDA

La empresa Panaseri ofrece tarwi enlatado, harina y tostado

Con el incentivo de la Fundación Proinpa, desde hace dos años la empresa Panaseri SRL procesa y envasa tarwi cocido (mote) en latas y sachets, como una medida que garantizara la inocuidad y la conservación de este cereal.

La empresa también hace harina y tostado, este último se entrega como desayuno escolar en las zonas rurales de la ciudad de La Paz.

Su propuesta tuvo aceptación y los productos procesados ya se encuentran en todos los supermercados del departamento de Cochabamba con la marca Tarwix, indicó la representante legal de Panaseri, Norka Ojeda.

Para procesar 50 kilos de tarwi, la empresa requiere de cinco días. El grano es cocido y sometido a un proceso de desamargado. La fábrica tiene dosificadores y filtros de agua para quitar al grano todas las impurezas y darle un carácter completamente aséptico. Mediante un complejo sistema de recipientes, calderos y máquinas se busca asemejar la corriente de agua de río para el lavado.

 Panaseri compra el grano de productores de Colomi y Anzaldo en Cochabamba, pero actualmente hace gestiones con productores de Potosí para comprar la compra de tarwi.

Proinpa ayuda a los productores con el asesoramiento técnico y los fomenta a cultivar el cereal. “Trabajamos con las zonas productivas más deprimidas”, dijo Ojeda.   

En Portada

  • Aliados de Evo en el exterior apoyan su versión de “golpe”
    La renuncia de Evo Morales como presidente del Estado Plurinacional de Bolivia generó ayer una ola de repercusiones a nivel internacional. Las reacciones fueron diversas a lo largo de la jornada, entre señales de aprobación y rechazo. Asimismo, quienes respaldaron a Morales denunciaron a la...
  • Cronología: Engaño del TSE duró tres semanas mientras crecía la resistencia
    El presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera anunciaron ayer su dimisión, en un episodio que parece clausurar las tres semanas de la crisis política y social más intensa y prolongada que vivió Bolivia en este siglo. Un par de docenas de renuncias en serie —de funcionarios...
  • La 2da vicepresidenta del Senado está habilitada para la presidencia
    La segunda vicepresidenta del Senado, Jeanine Añez (UD), dijo que el país necesita certidumbre y explicó que ella es la llamada a convocar a reunión del Congreso y ocupar el cargo de presidenta del Estado ante la renuncia de Evo Morales, Álvaro García Linera y las presidencias de las cámaras....
  • Renuncia de Morales desata temor y destrozos en La Paz y Cochabamba
    Los vecinos de las ciudades  de La Paz, El Alto y Cochabamba experimentaron, durante la noche de ayer, miedo y zozobra por el ataque de grupos de choque a bienes públicos y privados, horas después de la renuncia del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera. En el...
  • Más 400 de heridos y 3 muertos en casi 20 días
    La crisis por la que atraviesa Bolivia desde las elecciones generales del 20 de octubre dejó hasta anoche tres fallecidos y más de 400 heridos en enfrentamientos entre partidarios y detractores del presidente Evo Morales, según los últimos datos de la Defensoría del Pueblo. Las dos primeras...