Pasar al contenido principal
Redacción Central

La Policía desbarata una banda que se dedicaba al secuestro en Chile y Bolivia

Robinson Camilo Castillo Castillo, de nacionalidad chilena, fue secuestrado el 26 de diciembre de 2018 en Iquique; entre el 27 y 28 del mismo mes, fue trasladado a territorio boliviano, vulnerando puestos de control policial.

El 2 de enero de 2019, uno de los familiares de la víctima realizó la denuncia de secuestro a través de un grupo de WhatsApp de la Policía (Ciudadano Vigilante). Ante este hecho, personal de inteligencia y análisis criminal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) logró aprehender a cinco personas que, según las autoridades, forman parte de una banda internacional de secuestradores.

Según la explicación realizada por el comandante general de la Policía, Rómulo Delgado, los secuestradores pidieron una recompensa de 10 mil dólares a los familiares de la víctima.

“Se grabó un video donde se ve las torturas a las que el hombre secuestrado era sometido. Un examen forense determinará sus días de impedimento”, dijo el comandante de Cochabamba, Vladimir Pol. Al respecto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que esta banda internacional de secuestradores operaba en Bolivia y en Chile, misma que está conformada por cuatro bolivianos y un colombiano.

En Portada