Pasar al contenido principal
Redacción Central

Envían a militar a la cárcel por tentativa de feminicidio

La juez Ruth Guerra del distrito de Warnes, en Santa Cruz, determinó ayer la detención preventiva en la cárcel de Okinawa para el teniente del Ejército, Pablo M. C. acusado de golpear a su pareja, Karina, y provocarle 14 días de impedimento, informó la abogada Ingrid Nuñez.

El caso se hizo público el martes cuando la víctima denunció a su pareja a través de un video que se hizo viral en las redes sociales, porque –según dijo-la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (Felcv) de Warnes no quiso recibir su denuncia.

Además, reveló que la Policía la arrestó el domingo, día que fue agredida por Pablo M. por una denuncia que habría sentado el padre del militar.

La parte querellante pidió que la detención sea en la cárcel de Palmasola, pero la juez decidió que el teniente sea encarcelado en Okinawa sindicado del delito de feminicidio en grado de tentativa, aunque en un principio la Fiscalía lo imputó sólo por violencia familiar.

Jessica Echeverría, abogada de la víctima, cuestionó que le comunicaran sobrehora que la audiencia se realizaría en el penal de Okinawa. También apuntó que su defendida fue amedrentada por el militar ayer por la mañana.

La víctima pasó la noche del jueves internada, debido a dolores de cabeza que sufre producto de la agresión. Su defensa señaló que según exámenes particulares ella presenta un traumatismo encéfalo craneano.

Sin embargo, el examen médico forense sólo le dio 14 días de impedimento.

Karina dijo que temía por su vida, porque fue amenazada no sólo por el militar, sino también por su familia y el Ejército.

 

DENUNCIAN QUE MILITARES HICIERON REQUISA

La madre de Karina, quien fue golpeada por el teniente de la Fuerzas Armadas (FF.AA), Pablo M. C, indicó que ayer por la mañana fiscales de Warnes (Santa Cruz) y militares fueron al departamento de la víctima con la finalidad de hacer una requisa, según publicó Urgentebo.

“Vinieron militares, un coronel y un abogado que es del Ejército, me dijeron. Quisieron entrar primero por la puerta principal y luego quisieron entrar acá”, puntualizó.

La abogada de Karina señaló que los militares no están facultados para hacer requisas, porque eso corresponde a la Policía.

En Portada