Pasar al contenido principal
AFP

Chile, a un paso de legalizar el aborto

La Cámara Baja de Chile aprobó ayer el proyecto de despenalización del aborto hasta las 14 semanas de gestación, una histórica iniciativa que ahora deberá ser votada en el Senado.

“Con 75 votos a favor, 68 en contra y dos abstenciones, la Cámara aprueba el proyecto para despenalizar el aborto consentido por la mujer dentro de las primeras catorce semanas de gestación”, informó la Cámara de Diputadas y Diputados en Twitter.

La iniciativa fue aprobada en coincidencia con el día internacional “por un aborto legal y seguro”. Está previsto que varias ciudades de Chile sean escenario de protestas en favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

La moción, que fue ingresada en el Congreso en 2018 por diputadas progresistas de la oposición, busca modificar la actual ley del aborto, vigente desde 2017, que sólo lo permite en tres causales.

Las tres causales son que exista riesgo vital para la mujer en el embarazo, que el feto padezca una enfermedad congénita o genética de carácter letal o que el embarazo sea resultado de una violación.

El Código Penal chileno tipifica penas de prisión para el resto de causas.

“¡Aprobada la despenalización del aborto! Esto es por todas las mujeres y personas gestantes que se han visto perseguidas y criminalizadas, sobre todo si son de menos recursos”, dijo en Twitter la diputada comunista Camila Vallejo, una de las impulsoras de la moción.

“¡Abajo el patriarcado, que va a caer, va a caer! Arriba el feminismo, que va a vencer, va a vencer”, añadió Vallejo.

“¡Las mujeres no debemos ir a la cárcel por abortar! La maternidad será deseada o no será”, dijo la diputada socialista Maya Fernández en Twitter.

En tanto, el senador conservador Iván Moreira criticó la decisión de la Cámara Baja: “¡Cada día puede ser peor! Aborto libre la licencia para matar de la izquierda”, escribió en Twitter.

El Gobierno conservador de Sebastián Piñera se ha opuesto a reformar la ley de aborto.

“No hay razón sanitaria para innovar en esta materia. Nosotros queremos señalar que la postura del Ejecutivo es la defensa de la vida y lo vamos a seguir diciendo”, indicó el subsecretario de la Presidencia, Máximo Pavez.

Para que se convierta en ley, el texto tiene que pasar por el Senado. Antes, legisladores de la Cámara Baja precisarán algunos aspectos de la norma, pero sin cambiar el fondo de la misma.

Hasta hace unos años era impensable que el Congreso chileno debatiera un proyecto de despenalización del aborto debido a la férrea oposición de la Iglesia católica.

Sin embargo, la Iglesia ha caído en el descrédito en Chile por numerosos escándalos de abusos sexuales por parte de sacerdotes, lo que ha mermado su influencia en el debate público.

Ahora sólo el 20 por ciento de los chilenos confía en la Iglesia, según una reciente encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), un think tank de tendencia liberal.

 

América Latina clama por el derecho al aborto

Miles de mujeres salieron a las calles de América Latina para reclamar su derecho al aborto, una práctica prohibida en la mayoría de los países de la región y por la que cientos de mujeres cumplen condenas de prisión bajo leyes draconianas.

Con pancartas que rezaban “aborto legal ya” o “derecho a decidir”, y pañoletas verdes características del movimiento global a favor de la despenalización del aborto, las manifestantes alzaron la voz en El Salvador, Chile, Perú, México y Colombia.

En El Salvador, cuya legislación prohíbe el aborto en todos los supuestos y establece penas de hasta ocho años de cárcel, 17 mujeres cumplen condenas, acusadas de homicidio agravado, tras haber acudido en busca de asistencia sanitaria tras sufrir emergencias obstétricas.

Fiscales y jueces de ese país tipifican algunos casos, incluso involuntarios, como “homicidio agravado”, penado con hasta 50 años de prisión.

En Chile, la Cámara Baja aprobó ayer despenalizar el aborto libre hasta la semana 14 de gestación.

 

 

 

 

 

En Portada