Pasar al contenido principal
AFP

Italia prevé que en 10 días se verá un "descenso significativo" en los contagios

Roma |

El viceministro de Salud de Italia, Pierpaolo Sileri, ha estimado que el número de contagios por coronavirus en el país comenzará a registrar un descenso marcado en un plazo máximo de 10 días, en una entrevista con la cadena BBC.

"Durante los últimos días hemos visto un incremento de casos, pero se ha debido a un incremento de las pruebas", dijo Sileri en la entrevista, en un momento en el que el país se acerca al umbral de los 100.000 contagios.

"Estamos en el pico de la epidemia, y creo que en una semana, 10 días como máximo, veremos un descenso significativo de los casos", estimó.

Según el balance del sábado, 889 personas fallecieron desde el viernes en todo el país por el coronavirus, hasta un total de 10.023 muertos, y el número de nuevos casos aumentó ligeramente hasta los 5.974, para un total de 92.472 contagios.

"Yo creo que las medidas de contención están funcionando", ha aseverado, antes de valorar positivamente la respuesta del Gobierno italiano, a pesar de todo.

"La verdad es que hemos tenido muy mala suerte. Muchos de los focos se concentraron en una zona muy activa del país, Lombardía, y nunca encontramos al “paciente cero” (primer transmisor de la enfermedad)", explicó.

El virólogo de la Universidad de Milán Fabrizio Pregliasco también ha coincidido con esta estimación.

"Aunque el valor numérico está aumentando, estamos percibiendo claramente una desaceleración en el crecimiento. Todavía no hemos entrado en la fase de disminución, pero es una buena señal", manifestó a La Repubblica.

Bonos alimenticios

Además, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha anunciado que el gobierno distribuirá bonos alimenticios a las personas más desfavorecidas, especialmente afectadas por la interrupción de la actividad económica en el país a causa de la pandemia de coronavirus.

El anuncio llegó después de que la policía tuviera que desplegar agentes para vigilar supermercados en Sicilia, tras algunos saqueos, también ocurridos en localidades del sur del país.

El gobierno desbloqueó fondos por valor de 400 millones de euros "destinados a los municipios, que tendrán que dedicarlos a las personas que no tengan dinero para comprar comida", explicó el primer ministro durante una rueda de prensa en el Palacio Chigi, en Roma, sede del gobierno.

"Esto permitirá emitir bonos alimentarios", señaló.

"Tenemos que construir una cadena de solidaridad, nadie será dejado a su suerte. Nuestro objetivo es garantizar liquidez a las familias, a las empresas y a la gente que trabaja", sostuvo.

Y es que la pandemia de la Covid-19 acentuó la precariedad en la que vive gran parte de la población italiana, sobre todo en el sur y en Sicilia, donde la policía desplegó agentes este sábado delante de los supermercados para prevenir posibles robos.

En Portada