Pasar al contenido principal
EFE

Fuerzas de Hafter bombardean por segundo día el aeropuerto de Trípoli

TRÍPOLI |

Las Fuerzas bajo el mando del mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte de Libia, bombardearon hoy por segunda vez en las últimas 24 horas la base aérea de Maitiga, único aeropuerto civil en funcionamiento en Trípoli, informó una fuente de seguridad.

Según la misma, aviones de combate lanzaron varios misiles contra diferentes sectores de la base, ataque que obligó a suspender temporalmente los vuelos programados y evacuar a los pasajeros que estaban ya en sus asientos.

El Gobierno Acuerdo Nacional (GNA) sostenido por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Trípoli denunció, por su parte, que el bombardeo supone "una nueva y repetida violación del alto fuego y de las leyes de la guerra contra civiles".

En los últimos dos días, las fuerzas de Hafter han intensificado sus ataques contra varios barrios en el sur de Trípoli, escenario de intensos combates con las milicias afines al GNA.

El citado gobierno denunció esta semana que en los mismos participan soldados de nacionalidad egipcia y aseguró que seis de ellos fueron abatidos y uno capturado en combates librados en las últimas 48 horas en el extrarradio meridional de la capital.

La actual guerra civil en Libia estalló en 2015 y se recrudeció en abril del pasado año, fecha desde la que han muerto más de 1.500 personas, cerca de 15.000 han resultado heridas y más de 130.000 se han visto obligadas a abandonar su hogar y a convertirse en desplazados internos.

El mariscal, que controla la mayor parte de las reservas petroleras, cuenta con el respaldo económico y militar de Rusia, Arabia Saudí, Egipto y Emiratos Árabes Unidos, y el político de Francia y de Estados Unidos.

El Gobierno sostenido por la ONU apenas domina la capital y recibe el apoyo económico y militar de Italia, Catar y Turquía, además del reconocimiento político de la Unión Europea.

En Portada