Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Coronavirus crece y se expande

Las autoridades sanitarias de la provincia china de Hubei reportaron hoy, domingo, 96 nuevas víctimas fatales por el nuevo coronavirus, y de esa forma el número total de muertos por la epidemia ya superó los 2.400.

De acuerdo con el balance divulgado diariamente por las autoridades, la mayoría de los decesos se registró en la capital de la provincia, Wuhan, donde el nuevo coronavirus fue inicialmente identificado, en diciembre.

Mientras la expansión del virus continúa en otros países, ayer las autoridades de Irán anunciaron el cierre temporal de las escuelas en varias provincias, incluidas Teherán y Qom, para prevenir la expansión del coronavirus, que ya ha causado seis muertos en el país.

Las escuelas permanecerán cerradas hoy y el lunes en las provincias de Teherán, Qazvín, Golestán y Hamedán, mientras que en Alborz en principio sólo serán clausuradas el domingo y, en Gilán, hasta el miércoles.

En Qom, donde se ha registrado la mayoría de los contagios y fallecimientos, además de las escuelas van a ser cerrados durante dos días las universidades y los seminarios.

El director de la Universidad de Ciencias Médicas de Qom, Mohamadreza Qadir, dijo que no hay planes de poner en cuarenta la ciudad, pero que se recomienda a los habitantes no salir de casa.

Qadir, citado por la agencia oficial IRNA, pidió a la población que no realice viajes innecesarios o visite los santuarios chiíes, como el famoso de Fatemeh Masumeh, muy importante en la ciudad.

Según el portavoz del Ministerio de Salud, Kianush Yahanpur, la mayoría de los casos detectados de coronavirus en los últimos días son de residentes de Qom o ciudadanos que habían viajado recientemente a esa ciudad.

Yahanpur informó ayer que habían sido diagnosticados 10 nuevos casos y que uno de ellos había fallecido, elevando la cifra de muertos a cinco y de contagiados a 28.

Horas más tarde, el balance subió a seis al anunciar el gobernador de la provincia de Markazi, Alí Aqazadeh, que un hombre con problemas cardíacos fallecido en la región dio positivo en coronavirus.

Las autoridades iraníes han creado una sede central de combate y prevención de la COVID-19 y han habilitado un total de 170 hospitales para tratar este virus.

En las calles, se aprecia un mayor número de gente que se protege con mascarillas y usa desinfectante, dos productos que se han agotado en muchas farmacias y cuyo precio se ha disparado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) manifestó su preocupación por el avance de la enfermedad COVID-19 en Irán e indicó que está investigando “la extensión de la epidemia, sus medios de transmisión y el potencial para que haya nuevos casos en los próximos días”.

 

TAMBIÉN EN ITALIA

Más infectados

El virus también se disemina en Italia, el número de infectados está creciendo sobre todo en Lombardía y se acerca a 50, mientras ya se lamentan dos muertes.

 

Italia registró dos fallecimientos por el Covid-19, que comenzó en China y está causando estragos en diversas regiones, al tiempo que el país extrema medidas de control y prevención, sobre todo en el norte, el área afectada.

 

La segunda víctima italiana de coronavirus fue una anciana que residía en Casalpusterlengo, según lo que se sabe de fuentes calificadas de la ciudad de Lodigiano, en Lombardía, norte del país.

 

La primera víctima había sido Adriano Trevisan, de 78 años, quien murió en el hospital de Padua.

 

Acusación de EEUU es “deliberadamente falsa”

Rusia

AFP

La portavoz del Ministerio ruso de Relaciones Exteriores calificó ayer de “deliberadamente falsa” la acusación vertida por Estados Unidos, que aseguró que Rusia orquestó una campaña de desinformación sobre el coronavirus en las redes sociales.

“Es una historia deliberadamente falsa”, declaró la portavoz, Maria Zajarova, citada por la agencia pública TASS. Se trata de la primera reacción oficial de Rusia a las acusaciones lanzadas por responsables estadounidenses, según las cuales miles de cuentas vinculadas con Rusia en Twitter, Facebook e Instagram propagarían información antiestadounidense sobre el nuevo coronavirus.

“La intención de Rusia es sembrar la discordia y socavar las instituciones y alianzas de Estados Unidos desde adentro, incluso a través de campañas encubiertas y coercitivas de influencia maligna”, declaró el subsecretario de Estado interino de la Oficina de Asuntos Europeos y Euroasiáticos, Philip Reeker.

“Al difundir la desinformación sobre el coronavirus, los agentes malignos rusos vuelven a elegir amenazar la seguridad pública al distraerse de la respuesta sanitaria mundial”, dijo.

En Portada