Pasar al contenido principal
EFE y agencias

Donald Trump “hace historia” en Daytona con “La Bestia”

Miami |

El presidente de EEUU, Donald Trump, dio a viva voz este domingo la salida de la prueba automovilística de las 500 Millas de Daytona, Florida, en una ceremonia soleada en la que estuvo acompañado por su esposa y Primera Dama, Melania Trump.

"¡Caballeros, enciendan sus motores!", exclamó Trump ante el micrófono del circuito ovalado de Florida, uno de los más famosos del país, para dar salida a los 40 pilotos de esta prueba.

Los pilotos acto seguido arrancaron las máquinas de veloces vehículos Chevrolet, Ford y Toyota, con diseño igual a los de diferentes modelos de estas marcas fabricadas en serie.

Los organizadores del histórico circuito del Daytona International Speedway nombraron a Trump como "el gran mariscal" para esta primera prueba de la temporada dentro de la modalidad de la Nascar. Trump se convirtió así en el segundo presidente en asistir a las 500 Millas de Daytona.

Anteriormente lo hizo George W. Bush (1995-200), también republicano, en 2004. El mandatario tuvo a su cargo pronunciar las famosas palabras de arrancada de la competencia, uno de los acontecimientos deportivos del año más seguidos por televisión por aficionados de todo el país.

Trump afirmó al llegar al autódromo que "la Daytona 500 es una "exhibición legendaria" y la catalogó como "pura gloria estadounidense".

"No importa quién gane", le dijo a la multitud, "lo que más importa es Dios, la familia y el país".

También agradeció a los hombres y mujeres de las fuerzas armadas, institución que esta jornada voló seis aviones de combate de antes de comenzar la carrera.

"El caucho arderá, los fanáticos gritarán y la gran carrera estadounidense comenzará", dijo Trump.

La organización de la sexuagésimo segunda edición anual del Daytona 500 dijo que las entradas para el evento estaban agotadas desde días antes.

El máximo interés estaba marcado al tratarse de la primera justa de la temporada y la carrera más esperada de 2020, que completa 200 vueltas al circuito, o lo que es lo mismo, 500 millas (804 kilómetros).

Pero, la apertura presidencial no trajo demasiada suerte al evento, sino más bien lo contrario, porque las 500 Millas de Daytona fueron pospuestas por la lluvia por primera vez desde el 2012.

La primera carrera se hará este lunes a las 4 de la tarde.

El primer retraso del día ocurrió el domingo momentos después de que la caravana presidencial completó una vuelta ceremonial en la pista de 4 kilómetros. La Bestia, abandonó el Daytona International Speedway y comenzó a caer la ligera lluvia que obligó a los pilotos a regresar a los pits.

 

 

En Portada