Pasar al contenido principal
AFP

Marchas y contramarchas por la Constitución

Santiago de Chile

Un tenso encontrón protagonizaron ayer dos grupos de manifestantes en Santiago. Algunos con una fotografía de Pinochet en brazos gritaron contra una nueva Constitución, en sentido opuesto a los que pedían su aprobación, una de las mayores demandas gestada por crisis social que sufre Chile.

Cerca de un millar de manifestantes expresaron su rechazo a elaborar una nueva Constitución y respaldaron la continuidad de la actual carta magna heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Estas protestas han ido creciendo en las últimas tres semanas y se realizan en las puertas de la Escuela Militar, ubicada en el exclusivo barrio de Las Condes, en el este.

La mayoría de los manifestantes, vecinos de este barrio, protestó de forma pacífica sin interrumpir el tránsito vehicular, portando pancartas con la frase “rechazo” y banderas chilenas mientras gritaban consignas en contra de la izquierda chilena.

Algunos de ellos llevaban retratos de Pinochet y gritaron lemas en apoyo a su figura.

Otra protesta de cerca de medio centenar de personas convocada en redes sociales se manifestó en el mismo lugar a favor de una nueva Constitución. Algunos integrantes de este grupo protagonizaron un tenso momento con los manifestantes rivales tras sostener enardecidas discusiones, lo que además provocó bloqueos del tránsito.

La Policía utilizó carros lanza agua y lanzó gases lacrimógenos evitando enfrentamientos físicos entre estas dos agrupaciones.

Los opositores a una nueva Constitución, que se quedaron en el lugar protestando, lanzaron insultos contra equipos de prensa.

En Portada