Pasar al contenido principal
AFP

Bolsonaro sale de unidad de cuidados intensivos

El candidato a la presidencia brasileña Jair Bolsonaro, apuñalado en el estómago el jueves pasado, abandonó ayer la unidad de terapia intensiva del Hospital Israelita Albert Einstein, donde el político de ultraderecha está internado desde el viernes.

Bolsonaro, de 63 años, “recibió el alta de la unidad de terapia intensiva pasando ahora para una unidad de cuidados semiintensivos”, relató el boletín del centro médico en Sao Paulo.  

El líder de las encuestas para la primera vuelta del 7 de octubre pasó por una colostomía tras ser apuñalado la semana pasada en Juiz de Fora, localidad de Minas Gerais, y requerirá una nueva cirugía para reconstruir el tránsito intestinal, según partes médicos previos.

El paciente inició una “dieta leve sin presentar náuseas ni vómitos”, indicó ayer el equipo médico que trata al candidato del Partido Social-Liberal (PSL). Bolsonaro no tiene fiebre ni muestra señales de infección, agregó el boletín.

Bolsonaro, que suele levantar polémicas con propuestas para flexibilizar el porte de armas o con sus críticas destinadas a ganar a un electorado ultraconservador, debe quedar fuera de actos proselitistas hasta los comicios.  

Por otro lado, Supremo Tribunal Federal (STF) rechazó ayer una denuncia por racismo presentada contra el candidato, fundamentada en discursos considerados injuriosos contra indígenas, negros y refugiados.

Sobre Bolsonaro pesan otras dos acciones penales en la corte suprema, por apología de la violación.

Lula, quien encabezaba las encuestas con el 40 por ciento de las intenciones de voto, fue vetado de disputar las elecciones con base en una ley que él mismo sancionó.

En Portada