Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Las dos Coreas hacen historia y prevén lograr la “paz permanente”

Los dirigentes de las dos Coreas se comprometieron ayer a trabajar por la desnuclearización de la península y por una paz permanente, durante una cumbre histórica en la Zona Desmilitarizada.

Tras un simbólico apretón de manos en la frontera con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, el líder norcoreano, Kim Jong -un afirmó que Corea estaba en “el inicio de una nueva historia”.

Kim dijo haberse sentido “embargado por la emoción” al cruzar la línea de cemento y convertirse en el primer dirigente norcoreano en pisar territorio surcoreano desde la guerra de Corea (1950-1953).

“Corea del Sur y Corea del Norte confirman el objetivo común de obtener, a través de una desnuclearización total, una península coreana no nuclear”, dice la Declaración de Panmunjom publicada tras la reunión.

Tras firmar el texto, que proclama que “no habrá más guerra en la península de Corea”, Kim y Moon se dieron un abrazo poniendo fin a una jornada de declaraciones de amistad.

En una ceremonia de despedida los dos hombres vieron imágenes de su encuentro reproducidas en un espectáculo de luz y sonido, parados y agarrados de la mano por varios minutos.

Tras eso, Kim volvió a cruzar la frontera y regresó a Corea del Norte. En imágenes transmitidas por televisión se lo vio saludando con la mano desde su vehículo a sus anfitriones en la Zona Desmilitarizada.

Los dos vecinos dijeron que quieren reunirse con EEUU, y tal vez también con China -firmantes del armisticio que puso fin a la guerra hace 65 años- “con vistas a declarar el fin de la guerra y establecer un régimen de paz permanente y sólido” en la península.

A falta de tratado de paz, los dos vecinos siguen técnicamente en guerra en la actualidad.

China saludó el “coraje” de Kim y Moon; el primer ministro japonés, Shinzo Abe, habló de “paso positivo hacia una resolución de conjunto de varias cuestiones relativas a Corea del Norte”; y el Kremlin celebró unas “noticias muy positivas”.

Para la OTAN, esta cumbre “es un primer paso. Es alentador, pero hay que comprender que queda mucho trabajo difícil por delante”.

 

PLANTAN UN ÁRBOL COMO AMISTAD

En otro momento de simbolismo, Kim y Moon “plantaron” un árbol cerca de la línea de demarcación militar, un pino de 65 años, tantos como el armisticio.

Kim estuvo acompañado por Kim Yo Jong, su hermana y cercana consejera, y por su responsable de relaciones intercoreanas. A Moon lo acompañaba el jefe de la inteligencia surcoreana y su director de gabinete.

 

TRUMP ASEGURA QUE NO SERÁ “MANIPULADO”

AFP

El presidente Trump dijo ayer que se estudian “dos o tres” sedes para la esperada reunión con el líder norcoreano Kim Jong-un, pero aseguró que no será “manipulado” en ese encuentro.

“Estamos en contacto con Corea del Norte y Corea del Sur. Estamos organizando una reunión para muy breve plazo. Hemos reducido a dos sedes ahora, dos o tres sedes. Espero que tengamos mucho éxito”, expresó ayer el mandatario estadounidense.

Sin embargo, Trump aseguró que no será “manipulado” por Kim.

“Estados Unidos ha sido manipulado, porque había un tipo diferente de líder. Nosotros no seremos manipulados y espero que podamos alcanzar un acuerdo”, dijo Trump.

El Presidente explicó que en el pasado “hubo un acuerdo y ellos (los norcoreanos) empezaron otra vez con las armas nucleares. Eso no va a pasar conmigo”.

En Portada