Pasar al contenido principal
EFE

Canciller alemana Merkel lima asperezas con Trump

La canciller alemana, Angela Merkel, intentó ayer mejorar su relación personal con el presidente de EEUU, Donald Trump, y de acercar posturas en temas comerciales, pero su visita quedó eclipsada por la cálida recepción que recibió tres días antes al mandatario francés, Emmanuel Macron.

Aun así, tanto Trump como Merkel se esforzaron en enterrar los recuerdos de su primer encuentro, en el que el líder estadounidense rehusó darle la mano ante las cámaras a la Canciller alemana.

Esta vez, Trump sí le estrechó la mano y la definió como “una mujer muy extraordinaria”, pero no transmitió la impresión de tener química con Merkel, con la que ha tenido desacuerdos desde el futuro de la Unión Europea (UE) y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hasta la inmigración y el comercio. Como Macron unos días antes, Merkel acudía a

Washington con el objetivo de convencer a Trump de que exima permanentemente a la UE de los aranceles al acero y aluminio, y de que no se retire del acuerdo nuclear con Irán, firmado en 2015 por EEUU junto a Alemania, Francia, China, Rusia y el Reino Unido.

Los líderes no dieron pistas sobre ningún posible avance en el primer tema, apenas cuatro días antes de que caduque la exención temporal que Trump ha concedido a la UE y a otros aliados.

“Hemos hablado sobre el estado de las negociaciones y nuestras respectivas evaluaciones sobre cómo están las cosas, y la decisión depende del presidente (Trump)”, se limitó a indicar Merkel.

Trump evitó hablar sobre los aranceles y se limitó a denunciar el elevado déficit comercial con la UE y la necesidad de hacer “más justa” y “recíproca” esa relación.

 

SIN ACUERDO SOBRE IRÁN

La Canciller hizo una concesión a Trump al reconocer que el actual acuerdo nuclear iraní “no es suficiente” para asegurarse de que “se contienen las ambiciones de Irán” en la región, en concreto su “influencia geopolítica en Siria” y otros países.

“(El acuerdo) no es perfecto. Es una pieza de un mosaico, un bloque sobre el que podemos construir una estructura”, afirmó Merkel.

Trump planea anunciar si sigue en el acuerdo antes del 12 de mayo, y no ha dado pistas sobre cuál será su decisión, pero Macron ya ha pronosticado que se retirará del acuerdo por razones internas.

En Portada