Pasar al contenido principal
EFE

Los secretos de la belleza de Nefertiti y Cleopatra

Los hidratantes baños de leche de Cleopatra o el negro-como-la-noche lápiz de ojos de Nefertiti son sólo una ínfima muestra de los mil y un trucos de belleza que utilizaban antiguos egipcios de todas las clases sociales.

Tal era la obsesión por la belleza -interior y exterior- que hasta las momias recibían una puesta a pu nto, y la corriente artística que arrasaba en la época representaba a las personas cómo les gustaría llegar a la otra vida: jóvenes y saludables.

Incluso muchos bebés eran nombrados con la palabra “nefer” o “belleza”. Desde la madrastra de Tutankamón, Nefertiti (“la guapa está viniendo”), hasta la esposa favorita de Ramsés II, Nefertari (“la más bella de todas”), explica a Efe Engy al Kilany, profesora de Egiptología de la Universidad de Minia, en el valle del Nilo.

Sin embargo, el maquillaje, las mascarillas y los perfumes no se limitaban a la realeza, sino que hombres y mujeres de todos los eslabones de la sociedad disfrutaban del último grito en pintalabios o de unos ojos de gata que nada tenían que envidiar a los de la cantante Amy Winehouse.

“Todos ellos usaban maquillaje, se lavaban, se peinaban el cabello, se ponían perfume y llevaban accesorios, pero la diferencia reside en la calidad de los materiales utilizados”, detalla la experta.

¿Y cómo sabemos todo esto? Gracias a papiros médicos como el de Edwin Smith o el de Berlín, que “preservaron estas recetas para nosotros”, agrega Al Kilany.

Mascarillas de leche y miel

Baños, baños y más baños de agua y productos que hacían las veces del jabón moderno eran clave en la rutina de los antiguos egipcios, al igual que lo eran los cuidados del cabello, que peinaban meticulosamente y perfumaban con fragancias.

Cada noche antes de acostarse, ponían en práctica todo un ritual de belleza: primero había que lavarse la cara, luego deshacerse de cualquier resto de maquillaje utilizando una loción hecha a base de leche y, muchas veces, aplicar una mascarilla como guinda.

Las de leche y miel eran utilizadas más a menudo por los ricos, mientras que el aceite de ricino, muy asequible, era un básico de cualquier amante de los cuidados faciales, recuerda Al Kilany.

Quien se podía permitir sus desorbitados precios caía rendido a los encantos del olíbano o “frankincense”, utilizado para suavizar la piel y librarse de las odiosas arrugas.

Sorprendentemente, los antiguos egipcios conocían cerca de una treintena de aceites naturales y tenían incluso curas y ungüentos para las cicatrices, y exfoliantes para limpiar a fondo la suciedad incrustada en la piel.

El delineador negro de galena

Aunque también tenían un lápiz de ojos verde, la estrella del maletín de maquillaje egipcio era el “kohl”, el delineador negro hecho del mineral galena que les proporcionaba su característica profundidad en la mirada.

Al Kilany argumenta que un reciente estudio publicado en el prestigioso Nature Journal tras analizar los restos de “kohl” hallados en una tumba de hace unos 4.000 años destapó una caja de Pandora entre los egiptólogos.

“Encontraron galena y otros dos elementos que no se hallan naturalmente, descubrieron que los hacían a través de una ciencia llamada ‘química húmeda’, los producían artificialmente”, señala.

Y de ahí llegó la gran revelación: “los antiguos egipcios fueron los primeros en utilizar la química húmeda”, un proceso que consiste en provocar una reacción química empleando la humedad o líquidos.

El famoso lápiz tenía una doble función, además de para estar más guapos, lo usaban para proteger los ojos de los insectos y otros males.

 

DATOS

El baño era vital para hacer frente al calor. La Reina Cleopatra se sumergía en baños de leche y miel, a los que les agregaba agua de azahar y manzanilla, para gozar de sus propiedades aromáticas relajantes. Inciensos, aceites fragantes y perfume de rosas eran liberados en el ambiente de su lujoso cuarto de baño.

Lecha y miel, la receta de una reina. Los ácidos lácticos exfoliaban su piel; y la miel –compuesta de azúcares como la glucosa y fructosa– ayudaban a nutrir y sanar las capas más profundas de la dermis. Además, la miel contiene fitoquímicos que matan virus, bacterias y hongos; y posee un efecto antiinflamatorio que cura heridas rápidamente.

En Portada

  • Acto del MAS en Potosí termina en enfrentamiento y Evo habla de golpe
    Los militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) que asistieron ayer al cierre de campaña de ese partido político, en Potosí, se enfrentaron violentamente con ciudadanos que bloqueaban la avenida Tinkuy de Potosí en cumplimiento del paro cívico que ayer cumplió su sexto día. Al menos siete...
  • Las Águilas de Bolívar vuelan alto en el valle
    Tras casi dos horas de y media de intenso juego, Bolívar Vóley se adjudicó ayer el título del certamen amistoso Súper 4 en honor a los 60 años del club Olympic, luego de imponerse 3-2 sobre el plantel brasileño de FIAT Minas, en partido jugado en el coliseo del club valluno. Las Águilas volaron...
  • Salazar: “el nombre de la cinta evoca al del equipo”
    Óscar Salazar y Franco Traverso llevan a la pantalla grande “Fuertes”, un filme boliviano inspirado en hechos reales con una historia de amor, coraje, fútbol y guerra. El estreno nacional de la cinta será este jueves 17 de octubre. “Fuertes” es una película ambientada en el año 1932, cuando...
  • Ecuador: toque de queda y escalada de violencia ponen en jaque diálogo
    Quito El “toque de queda” en Quito decretado por el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, cuando arreciaban las protestas en la capital, puso en jaque la posibilidad del diálogo que enunció el movimiento indígena para buscar soluciones a la crisis social desatada por unos ajustes económicos del...
  • Derecha aúna fuerzas en Brasil en gran cita de los conservadores
    Sao Paulo La derecha ha aunado fuerzas en Brasil y ha dado un paso al frente en su articulación durante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), el gran evento del conservadurismo estadounidense y que por primera vez se realizó en Latinoamérica tras la llegada al poder del...