Pasar al contenido principal
PÁGINA SIETE

La falta de ritmo futbolístico en la Verde encienden las alarmas

La FIFA confirmó ayer que la Eliminatoria Sudamericana arrancará en octubre. Según la Confederación Brasileña de Fútbol, la Canarinha recibirá a la Verde el 9 del próximo mes en Sao Paulo. A falta de 21 días para ese duelo,  el virus de la falta de competencia enciende alarmas.

Bolivia se estrenará en las clasificatorias de la Copa del Mundo de 2022 contra Brasil, “el 9 de octubre”, indicó la CBF.

La confederación no explicó las causas del cambio del duelo que estaba programado para el 8 de octubre. Se anunció que el partido se jugará a puerta cerrada en Arena Corinthians, en Sao Paulo.

Para ese duelo, el combinado nacional  llegará con casi dos meses de trabajo, pero sin ritmo de competencia porque el torneo boliviano aún no tiene fecha de inicio. Sólo los jugadores de Bolívar y Wilstermann, que son parte de la Libertadores, harán la diferencia.

“El ritmo de competencia es importante, pero nosotros como dirigentes no programamos partidos. El que tiene que programar es el director técnico (César Farías), quien nos tiene que decir que quiere jugar dos o tres partidos y nosotros nos encargaremos de negociar para ver si podemos jugar en La Paz, porque ahí tenemos que jugar. En base a los requerimientos, la dirigencia se moverá para conseguir rivales”, resaltó Rolando Aramayo, director del comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

 

Brasil llegará con mucho ritmo

La situación de la Verde contrasta con la de los brasileños. Tite, seleccionador brasileño, anunció que hoy lanzará la lista de convocados. Se adelantó que la Canarinha llamará a al menos 18 futbolistas que militan en clubes de Europa y que están en ritmo de juego hace varias semanas.

En Portada