Pasar al contenido principal
Gabriel Caero Rodríguez

Fiscal de Pando dicta detención domiciliaria para vicepresidente de la FBF

El fiscal de materia de Pando, Alexander Vidal, dictó esta tarde detención domiciliaria contra el vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Marcos Rodríguez, y otras dos personas por la presunta comisión del delito de atentado contra la salud pública y otros cargos, luego de que el sábado en la noche fueron aprehendidos en un domicilio del barrio Senac, de Cobija, donde aparentemente realizaban una fiesta y consumían bebidas alcohólicas pese a la cuarentena total dictada a nivel nacional por el Gobierno central, según dio a conocer el portal de noticias pandino Nortv.Net en su cuenta de Facebook.

Además, su hermano Mirlo fue puesto en libertad, pero con el condicionamiento de presentarse cada semana a firmar un compromiso ante el Ministerio Público mientras dure el proceso.

"En apego a la ley, se emitió una resolución en base a la norma, además se valoraron todas las pruebas presentadas en esta audiencia en la cual se consideró la participación y autoría de estos señores y se los ha detenido provisionalmente por el atentado contra la salud y demás delitos, pero principalmente por la violación del Decreto Supremo 4200 dictado por la autoridad nacional y el auto de buen gobierno emitido por la Gobernación y donde está prohibido beber en domicilios. Se dictaron medidas de carácter personal, con la detención domiciliaria de tres personas y otra que debe presentarse una vez por semana ante el Ministerio Público", confirmó Vidal.

Una vez finalizada la audiencia, el directivo de la FBF indicó que no cometió delito alguno y lamentó que las autoridades hayan dictado detención domiciliaria, ya que argumentó que ellos estaban colaborando a las personas más necesitadas.

"Es lamentable, no existe ningún delito. Lamentablemente, pasó lo que pasó, pero más bien vamos a poder estar en nuestro domicilio. Lamento mucho que nos hayan restringido el hecho de que podamos ayudar a las personas. No podremos hacer la ayuda, pero buscaremos a los amigos que puedan seguir ayudando y distribuir comida. Por hacer el bien, esto es lo que nos pasa. Nuestras familias y amigos, no somos candidatos a nada, pero algunas personas lo tomaron así y pasó que invadieron mi hogar los policías. Las personas que están detrás de esto para causarnos daño, que Dios los perdone", aseguró Marcos, quien se quebró en llanto tras conocer el dictamen de la autoridad competente.

En Portada