Pasar al contenido principal
Gabriel Caero Rodríguez

Crece la incertidumbre tras postergación de otra jornada

La fecha 19 del certamen Clausura de la División Profesional fue postergada debido a que los conflictos sociales en Bolivia no ceden, situación que genera una gran incertidumbre sobre el desarrollo del torneo. Hasta ahora, tres jornadas han sido suspendidas por la misma situación.

“Hay un gran perjuicio, no podremos inscribir los nombres de los  clasificados  a torneos internacionales (excepto Bolívar) como pide Conmebol para el 15 de diciembre. El torneo, de principio, se alargaría hasta

Navidad. Si se suspende una fecha más, el campeonato seguiría jugándose entre Navidad y Año Nuevo. Además, el certamen Apertura 2020 debe comenzar el 15 de enero”, afirmó Rolando Aramayo, directivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

La inminente cancelación de la fecha 19 se dio a partir de varias posibilidades, entre ellas en caso de que los conflictos sociales llegaran a solucionarse hasta hoy. En ese caso, por el poco tiempo para el desarrollo de los compromisos era casi inviable para organizar la logística.

Junto a ello, Aramayo lamentó que esta situación no sólo provoque un alto en el desarrollo del torneo profesional en Bolivia, sino que también puede afectar a la preparación de las selecciones, tal es el caso de la fecha FIFA y los amistosos ante Chile y Panamá.

En el primer caso, debido a  que la nación trasandina vive una convulsión social más acentuada que Bolivia, es probable que ese lance se suspenda; no sucede lo mismo con Panamá, cotejo que está ratificado.

En este último caso, el directivo federativo aseguró que verán las mejores alternativas para asistir con un buen plantel a este duelo, puesto que al reanudarse el campeonato muchos clubes no querrán ceder a sus jugadores por la seguidilla de partidos.

Respecto al Sudamericano Sub-15 en Santa Cruz, Aramayo indicó que se encuentra plenamente ratificado, empero si la difícil situación se alarga se verán las alternativas para confirmar el torneo y que los escenarios elegidos para su disputa no choquen con el torneo local.

 

WILSTER SUMA UN GRAN PERJUICIO ECONÓMICO

GABRIEL CAERO RODRÍGUEZ

La paralización del fútbol en Bolivia ha generado más de un dolor de cabeza a los dirigentes, principalmente al líder del certamen Wilstermann, plantel que suma problemas económicos con la suspensión temporal del torneo.

“El perjuicio es bastante grande para todos. En el tema deportivo es bastante preocupante porque uno de los ingresos económicos más fuertes para los clubes son las recaudaciones”, aseguró Renán Quiroga, vicepresidente ejecutivo del Aviador.

Según Quiroga, las pérdidas son bastante altas, mucho más porque al plantel se le adeuda un mes de salario. El otro se canceló la semana pasada, aunque en noviembre vencerá otra planilla.

“Estas suspensiones nos perjudican, ya que nuestro presupuesto está en base a las recaudaciones. También hay empresas que  nos pagan por el auspicio y debemos esperar para cobrar”, concluyó Quiroga.

En Portada