Pasar al contenido principal
APG

Guabirá remonta el cotejo y vence a Destroyers 2-1

SANTA CRUZ |

Cuando parecía que Destroyers estaba saliendo de la mala racha con un triunfo parcial de 1-0, dejó que el rival se reponga y al final perdió ante Guabirá por 1-2 esta noche, en el estadio Ramón Aguilera Costas, donde se dio marcha a la décima novena fecha del torneo Clausura.

Con esta derrota, el elenco amarillo llega a los ocho compromisos consecutivos sin ganar. En esta ocasión Destroyers se confió y buscó cerrar las acciones cuando faltaba un cuarto de hora más por disputar y este error fue un duro golpe para el elenco del entrenador Oscar Ramírez.

Luego de un primer tiempo sin emociones, con poca profundidad y con muchas carencias futbolísticas en los dos lados, los goles llegaron en el complemento por intermedio de Jefferson Tavarez, a los 60´, para Destroyers; y Juan Montenegro, a los 72´, y José Alfredo Castillo, a los 80´, para los rojos.

El 1-0 fue anotado por el oportunismo de Tavarez, quien estuvo atento a un rebote dentro del área tras un disparo de Santos Navarro que chocó contra el palo. El delantero sólo tuvo que empujar la pelota delante del arco.

La presencia de Tavarez fue trascendental en la ofensiva mientras estuvo en el campo de juego. El entrenador Ramírez decidió sustituirlo por una decisión técnica y Destroyers perdió fuerza y los resultados de esta modificación fueron evidentes.

El empate de los azucareros fue obra de Montenegro con un disparo potente y bien colocado con una buena asistencia de Matheo Zoch. A partir de este tanto, los Diablos Rojos crecieron y fueron más incisivos con el control de la elota.

El segundo tanto de Guabirá vino en una falla de Víctor Cruz en una salida en la cual Montenegro entregó la pelota a Castillo para que haga la definición y coloque a Guabirá arriba, sorprendiendo a los anfitriones.

El plantel de Montero cerró las acciones controlando el fútbol, jugando con la desesperación de Destroyers. La victoria coloca a los rojos un paso adelante en la tabla y deja a los amarillos en peligro de caer a la zona de los últimos puestos.

En Portada