Pasar al contenido principal
Betty Rojas Rodríguez

El club aviador exportó a tres jugadores en los últimos dos años

Después del fichaje de Ricardo Pedriel en 2008, cuando el Steaua Bucarest de Rumania pagó, según la prensa internacional, 500 mil euros, Wilstermann no pudo exportar jugadores hasta estos últimos dos años, en los que percibió alrededor de 660 mil dólares por la salida de Thomaz Santos, Cristhian Machado y ahora Gilbert Álvarez.

El presidente del club Wilstermann, Gróver Vargas, destacó que la exportación de jugadores se genera cuando un club es protagonista tanto a nivel nacional como internacional, y la Copa Libertadores, en la que el aviador llegó a los cuartos de final, fue clave para la venta de Thomaz Santos e incluso ahora para la salida de Gilbert Álvarez, que también tuvo una buena producción en la Selección nacional.

“Queremos que Wilstermann se convierta en un generador de recursos, de jugadores que el equipo promocione, convirtiéndonos en una familia fuerte”, dijo Vargas. “No tenemos que quedarnos, sino que éste tiene que ser un punto de partida. Qué lindo es que Wilstermann tenga como meta exportar uno o dos jugadores por año, ayuda en la parte económica, eso haría que el equipo sea una vitrina, todos van a querer a venir a jugar a nuestro equipo, creo que es un buen paso que estamos dando, ojalá sigamos así, en los primeros lugares y enamorando a nuestra hinchada”.

Después de la salida de Pedriel en 2008, nueve años después Wilstermann volvió a traspasar a un jugador en marzo de 2017, con la salida de Thomaz Santos, quien fichó para el Sao Paulo y dejó en las arcas del club aviador 130 mil dólares. Ese mismo año salió también, en calidad de préstamo, el delantero Gabriel Ríos, al club Guastatoya, de Guatemala, aunque en este caso se desconoce si hubo algún ingreso para Wilstermann.

En julio de este año, Cristhian Machado fue fichado por el club de la MLS New England Revolution, aunque en esta oportunidad el club sólo recibió  80 mil dólares (13 mil en efectivo, el resto deuda de primas que ya no se pagó), por un arregló previo entre el jugador y el club.

La salida de Gilbert Álvarez al fútbol árabe es una de las más caras que logra Wilstermann, porque al final, luego de la última negociación, dejó  450 mil dólares en las arcas del club aviador, dinero que servirá para sanear un poco la economía de la entidad.

Baja la planilla

La planilla de Wilstermann bajó un poco después de la salida de Cristhian Machado y Gilbert Álvarez, ya que ambos eran los jugadores mejor pagados entre los bolivianos.

La planilla del club aviador oscilaba entre los 200 mil dólares. Con la salida de ambos futbolistas, el costo total de los sueldos está alrededor de los 180 mil dólares.

Parte del dinero de la salida de Gilbert Álvarez servirá para pagar un mes de sueldo al plantel profesional, para estar al día.

 

ÁLVAREZ ESPERA ABRIR MERCADO

El delantero Gilbert Álvarez, que fichó para el club Al-Hazm Rass, de la primera división del fútbol árabe, ayer durante su despedida, aseguró que busca abrir mercado para los jugadores bolivianos.

“Voy a tratar de hacer lo mejor posible afuera para abrir posibilidades a mis compañeros, porque, de hacer las cosas bien, sé que se abren las puertas para muchos, así que voy a tratar de hacer lo mejor posible, aunque tengo que comenzar de cero allá y ganarme mi espacio”, dijo Álvarez, a tiempo de agradecer todo el cariño de la hinchada y el trato que recibió de la dirigencia de Wilstermann.

“Cochabamba me ha tratado mejor que mi ciudad (Santa Cruz)”, dijo.

 

CONFIRMAN PARTIDO ANTE ROYAL PARI EN SACABA

REDACCIÓN CENTRAL

Pese a las gestiones que hizo la dirigencia del club Wilstermann para que el partido de este sábado (15:00) ante Royal Pari se dispute en el Capriles, al final se jugará en el escenario de Sacaba.

El presidente del club Wilstermann, Gróver Vargas, ayer en la mañana, informó que existía una posibilidad de que la Gobernación les apruebe jugar este sábado en el Félix Capriles; sin embargo, en horas de la tarde, se informó que el Gobernador le pidió paciencia, porque el recinto deportivo se encuentra en revisión para aceptar la entrega oficial que hizo la empresa.

Se espera que el principal escenario de Cochabamba esté listo para la primera quincena de septiembre, para poder jugar el clásico valluno ahí.

Asimismo, Vargas confirmó que la Conmebol enviará a personeros para hacer una inspección no sólo al Félix Capriles, sino a otros escenarios que recibirán torneos internacionales en 2019.

La Conmebol exigirá 12 requisitos para habilitar un estadio para alguna Copa y, con las refacciones a las que fue sometido el estadio Félix Capriles para los Juegos Suramericanos, Vargas espera que no tenga problemas para ser homologado.

“Creo que el Capriles no tendrá problemas, porque la iluminación era el mayor inconveniente antes, pero ahora tiene uno de los mejores sistemas del país”, dijo.

Wilstermann disputará la Copa Libertadores 2019 como Bolivia 1.

En Portada