Pasar al contenido principal
AFP

Colombia seduce la copa con buen fútbol

Salvador (Brasil)

Invicta, sin goles recibidos y con un fútbol de altísimo nivel, Colombia se presentará en los cuartos de final de la Copa América 2019 con un café bien balanceado que seduce por su sabor y aroma, lo que no se percibe en Brasil, La Roja bicampeona y Uruguay.

Las victorias ante Argentina (2-0), Catar (1-0) y Paraguay (1-0) está mostrando en la Copa América a una Colombia superior a la que llegó por primera vez a unos cuartos de final en una Copa del Mundo, en Brasil-2014, y a la que se marchó en los octavos de Rusia-2018.

Desde que asumió en febrero el relevo del argentino José Pekerman, el portugués Carlos Queiroz rediseñó el habitual estilo de juego de los cafeteros, introdujo un nuevo dibujo táctico y supo mezclar la herencia de su antecesor con los nuevos valores que conoció.

El luso, exseleccionador de Irán, Portugal y Sudáfrica, ha repetido con insistencia que Colombia se encuentra en un periodo de construcción y que “está muy lejos del fútbol que queremos ver”.

Pero a la luz de los resultados en la Copa basados en la práctica de un buen fútbol, en el que Queiroz ha puesto su sello europeo, como la intensidad sostenida, la dinámica y la presión de las líneas, Colombia se ha ganado el derecho a ser candidata al título del torneo.

“La principal victoria de Colombia ante Paraguay es haber salido al campo con la certeza de que tenemos 22 jugadores listos para trabajar. No tengo suplentes en el equipo, tenemos un bonito, pero muy difícil dolor de cabeza”, aseguró Queiroz.

Y es que con la clasificación anticipada a la siguiente fase, el entrenador se dio el lujo ante la Albirroja de introducir 10 cambios respecto a la formación inicialista que puso contra los anfitriones del Mundial 2022.

Sólo el volante de la Juventus Juan Guillermo Cuadrado fue titular en los tres partidos de la fase de grupos. Queiroz ha probado, salvo al golero Camilo Vargas -hoy el tercero en esa posición- a todos los 22 jugadores que trajo a Brasil.

“En una competición de seis partidos en cuatro semanas todos podemos ganar un par de partidos con un par de jugadores, pero si quieres salir campeón tienes que saber que todos deben estar listos para jugar y todos deben saber que muchas veces las competiciones se empiezan con unos y terminan con otros”. Claro y contundente el luso.

Colombia tiene una estructura de juego interesante desde el 4-3-3 que practica el exentrenador del Real Madrid.

A los argumentos ya conocidos de los cafeteros, como el buen trato de la pelota, Queiroz le sumó dinámica en el desplazamiento, verticalidad en el avance ofensivo y disciplina defensiva de las líneas para resguardarse y recuperar el balón.

 

Comienza la Copa

Por encima de los nombres, Queiroz ha construido un equipo. Ante Paraguay y con 10 variantes el combinado trabajó sin fisuras, bajo el mismo patrón de juego, como lo hizo el once que alineó ante la Albiceleste y el campeón de Asia.

Gran mérito de Queiroz, que en apenas cinco meses de gestión con cuatro partidos amistosos (victorias ante Japón 1-0, Panamá 3-0 y Perú 3-0 y una derrota ante Corea del Sur 2-1) y tres partidos oficiales en Brasil-2019 ya encontró el equipo.

“Ahora tenemos un partido muy importante en cuartos, que va a ser una batalla, y tenemos estos días para prepararla”, aseguró Cuadrado.

 

INFRAESTRUCTURA

Colombia jugará en la cancha buena

El estado del césped en los campos de la Copa América puede resultar decisivo en el tramo final del torneo. De los cinco estadios en los que se jugarán los cuartos, las semifinales y la final, sóo uno ofrece un gramado perfecto: el Arena Corinthians, de Sao Paulo, donde Colombia disputará su partido de cuartos el viernes.

 

Los estadios de Porto Alegre (Arena Gremio), Salvador (Arena Fonte Nova) y Río de Janeiro (Maracaná), donde se jugarán los otros tres partidos de cuartos de final, no tienen su césped en el estado idóneo y de lo cual se vienen quejando públicamente los futbolistas, el último de ellos fue Leo Messi.

 

ESTRATEGIA

¿Qué cambio en la selección?

A diferencia de Argentina, Colombia vivió, sin escándalos, la frustración de Rusia 2018. Entonces, pensaron y cambiaron. Trajeron un técnico extranjero, en este caso Carlos Queiroz, ex Manchester United y Real Madrid, quien en dos meses y medio cambió la mentalidad de un grupo de jugadores técnicamente ricos, de lo mejor que hay en Sudamérica. Se planteó una estrategia: Colombia tiene que salir siempre a ganar. Se planteó un táctica: una para cada partido. A veces pausado, a veces presionando.

 

El ejemplo es Colombia, por lo menos hasta aquí, ha dado una verdadera lección en esta primera etapa de la Copa.

En Portada