Pasar al contenido principal
AFP

Choques de alto vuelo en octavos de la Champions

El Lyon desafía al Barcelona de un Lionel Messi que tiene entre ceja y ceja reconquistar la Champions, hoy (16:00 HB) en la ida de octavos, mientras que el vigente subcampeón Liverpool recibe al siempre candidato al título Bayern Múnich en casi una final anticipada.

“Vamos a darlo todo para que esa copa tan linda vuelva al Camp Nou”, decía Messi en agosto pasado ante los aficionados azulgranas, que vieron ganar este trofeo a su equipo por última vez en 2015, testigo que tomó su gran rival, el Real Madrid, ganando las tres ediciones siguientes del torneo internacional.

Tras una fase de grupos inmaculada sin ninguna derrota, el equipo azulgrana inicia la nueva ronda en plena forma como líder de su Liga y con sus principales pesos pesados listos para el duelo en el estadio del Lyon.

El capitán Leo Messi está ya recuperado de sus problemas en el muslo derecho y volverá a ser el guía de su equipo, acompañado delante por su escudero uruguayo Luis Suárez y el joven extremo francés Ousmane Dembelé.

La principal novedad en la convocatoria azulgrana es la vuelta de Samuel Umtiti, superados sus problemas de rodilla, aunque es poco probable que tenga minutos hoy ante su exequipo.

En el Lyon se perderá la ida por acumulación de tarjetas su referente en ataque y capitán, el campeón del mundo con Francia Nabil Fekir.

En seis partidos disputados contra el Barcelona en la Liga de Campeones, el equipo de la Ligue 1 nunca ha ganado (4 derrotas y 2 empates).

Bruno Genesio, su técnico, da como favorito al Barcelona, pero tras ganar 2-1 al PSG en la liga francesa y haber vencido 2-1 y empatado 2-2 con el Manchester City en la fase de grupos, también contempla opciones para su equipo.

“Creo que tenemos que ser capaces de desequilibrar al equipo, no dejarle encontrar el ritmo ni desarrollar su juego”, explicó en una entrevista que publica ayer el diario Marca.

Klopp ante su “mejor enemigo”

Con cinco títulos cada uno en el palmarés, el Liverpool-Bayern Múnich tiene aires de final de prestigio. Pero las dos escuderías chocan en octavos, con un Jurgen Klopp que se enfrenta a su antiguo rival en la Bundesliga, cuando dirigía a una versión muy atractiva del Borussia Dortmund.

“No es nada personal. Nunca hubo cosas negativas con el Bayern, pero cuando jugábamos contra ellos o cuando compraban nuestros jugadores, ¿cómo podía estar contento y decir, ‘buena idea, los llevo en mi coche’?”, recordó ayer Klopp sobre aquella época.

Esta vez su Liverpool, finalista de la pasada edición (derrota ante el Real Madrid), es favorito frente a un Bayern Múnich lejos de su mejor forma este año, aunque la ausencia de Virgil van Dijk en defensa es un problema para los Reds.

Tampoco están por lesión Joe Gomez y Dejan Lovren, por lo que jugará como central el brasileño “multiusos” Fabinho.

Klopp se refirió también a la atmósfera en Anfield: “En Alemania mucha gente habla de esto, dicen que quizás somos el club más emotivo del mundo del fútbol, en mi opinión la emoción es positiva, por lo que vamos a mostrarla mañana (por hoy)”.

El gigante bávaro tiene la duda en ataque de su mejor hombre en las últimas semanas, el francés Kingsley Coman, que se lesionó el viernes un tobillo tras marcar dos goles y dar una asistencia (3-2 ante el Augsburgo).

 

“Nuestra ambición es máxima, sabemos que será muy difícil y estamos avisados”, señaló Sergio Busquets, del Barça.

 

SUPREMACÍA DE LOS AZULGRANAS

El Barcelona ha estado en todos los octavos de final desde 2004/05, ganando 12 de esas 14 eliminatorias.

La última victoria del Lyon en octavos de final fue ante el gran rival del Barcelona, el Real Madrid, al que derrotó por un 2-1 global en 2009/10 (1-0 en casa, 1-1 a domicilio).

 

LOS “REDS” ESTÁN INVICTOS

Liverpool está invicto en sus últimas seis eliminatorias de octavos de final (5V 1E) y sin conceder goles, desde que perdiese por 0-1 en casa contra el Barcelona en el partido de vuelta en 2006/07, aunque ganó esa eliminatoria gracias al valor doble de los goles a domicilio tras su triunfo por 1-2 en España.

El balance del Bayern Múnich en los octavos de final de la Liga de Campeones es de 11 victorias y tres derrotas globales. Ha superado los últimos siete, por lo que no cae en esta fase desde la derrota por el valor doble de los goles a domicilio ante el FC Internazionale Milan en la temporada 2010/11.

En Portada