Pasar al contenido principal
AFP

La sólida defensa iraní desafía al portugués Ronaldo en racha

Con cuatro goles en dos partidos, Cristiano Ronaldo ha comenzado como un tiro el Mundial de Rusia 2018, pero Portugal aún no tiene asegurada la clasificación para octavos, un pase que buscará hoy (14;00 HB) ante un equipo de Irán que ha demostrado una gran solidez defensiva.

Portugal puede aspirar a acabar como primero de la llave B, dependiendo de lo que haga España contra Marruecos y le vale el empate para estar en la siguiente ronda, pero, también podría quedar eliminada en caso de derrota.

La demostración de Cristiano Ronaldo contra España (un triplete para el empate 3-3) y el gol de la victoria contra Marruecos rebelan que lo mejor de este equipo es a la vez su talón de Aquiles. Contar con el cinco veces Balón de Oro es una gran ventaja, pero el equipo sufre también "Ronaldodependencia".

Otro problema para el seleccionador Santos será saber si podrá contar o no con Joao Moutinho, una de las piezas clave en el engranaje del juego portugués, que no entrenó por enfermedad y que será duda hasta último momento.

Irán cuenta con la ventaja de tener como técnico al que fuera seleccionador portugués en 2010, Carlos Queiroz, que conoce a la perfección a los jugadores portugueses.

 

OPINIONES

"Esperamos un partido difícil. Irán es el mejor equipo asiático. He visto todos los partidos de Irán y he visto la calidad que tiene como equipo". Fernando Santos. DT de Portugal

"Mi equipo saldrá a por la victoria y, sobre todo, a competir con dignidad y orgullo por los aficionados iraníes. Para ello pondrán sacrificio, compromiso, lealtad". Carlos Queiroz. DT de Irán

 

ALIMENTAN ORGULLO DE LOS EXPATRIADOS

Para los expatriados iraníes que llegaron a Rusia, el Mundial es una oportunidad de mostrar su orgullo hacia la conflictiva república islámica, a menudo denunciada por las potencias de Occidente como un estado paria.

Hay muchas esperanzas de que Irán pueda obtener una victoria sobre Portugal en Saransk y llegar a octavos de final por primera vez en su historia. Pero más allá de eso, está la esperanza de que la política pueda dejarse de lado y el mundo vea una cara diferente del país.

En Portada