Pasar al contenido principal
Imagen

¿Por qué dejamos para después lo que podemos hacer ahora?

Cuerpo

Dejar los trabajos de la universidad para el final, terminar un deber el último día de entrega por hacer cosas más placenteras como revisar las redes sociales, ver una película o simplemente sentarse en el sillón a contemplar el espacio, son conductas que tienen el nombre de procrastinación.

La psicóloga Cristina Rubín de Celis comparte con los lectores algunas definiciones y situaciones de los procrastinadores.

Este término, según la experta, hace referencia a “la conducta donde el sujeto pospone la responsabilidad de realizar ciertas acciones sobreponiendo otras situaciones o actividades de menor importancia. Esta conducta es repetitiva, por lo que se convierte en costumbre y va necesitando agentes externos para enfocarlos como pretexto para evadir cierta responsabilidad”.

La psicóloga indica que una de las razones para procrastinar es el miedo al fracaso o a no tener el éxito esperado, pues el individuo pospone una tarea cuando existe presión sobre él para tomar decisiones importantes o realizar actividades que involucran tiempo, dedicación y de alguna manera se exige perfección.

Tipos de procrastinadores

Los procrastinadores se clasifican en dos: los eventuales, cuya actitud evasiva o resistente no se repite habitualmente, sólo en ocasiones de mucha presión.

Y los crónicos, cuya conducta evasiva o resistente es constante y repetida. Estos generalmente se centran en la utilización de redes sociales, internet, celular, televisión, computadora, juegos en red o acumulan varias actividades o compromisos hasta último plazo o en el mismo día de entrega.

La experta asegura que en este último grupo se encuentran “los estudiantes que deben presentar trabajos, exámenes importantes, personas que deben ir a reuniones, presentar facturas, comprar regalos o algún objeto importante, incluso realizar trámites”.

Entre los consejos que la psicóloga brinda está el de organizar adecuadamente el tiempo. Recomienda utilizar una agenda o una alarma en el teléfono para que ayuden a realizar las actividades de mejor manera.

Francisco Sáez, fundador de FacileThings, una aplicación que permite al usuario organizarse con deberes personales y profesionales, comparte algunas estrategias para dejar de procrastinar.

1. Regla de los dos minutos
Si una actividad puede hacerse en menos de dos minutos, ésta no se planifica sino se la hace. Empero, se puede extender el tiempo del deber a cinco o 10 minutos. Si esta regla se vuelve un hábito, habrá una multitud de tareas que no se pospondrán.

2. Pequeño primer paso
Inicie trabajando sólo cinco minutos y dejarlo. Cuando se empieza a trabajar el miedo se desvanece y se coge ritmo para continuar y terminar el trabajo.

3. Dejar de pensarlo y hacer
Las rutinas ayudan. Si las tareas se convierten en repetitivas y aburridas, terminará haciéndolas sin esfuerzo.

4. Seguimiento del tiempo
Anote en algún sitio qué tareas realiza cada día y cuánto tiempo dedica a cada una. Al anotar el tiempo se crea un compromiso interno que le hace más responsable.

5. Saber decir no
 Muchas de las tareas que se posponen son compromisos por no saber decir que no.

6. No tener miedo a abandonar
Puede que no sea el momento de hacer algo. Si el tiempo hace que ese proyecto ya no tenga tanto sentido o no sea lo suficientemente importante, simplemente debe dejarlo y hacer otras cosas. Esperar no significa procrastinar.

7. Gestionar la energía, no el tiempo
Es importante trabajar en los mejores momentos. Si se encuentra agotado o de mal humor, las probabilidades de procrastinar aumentan considerablemente.

8. Dividir el trabajo en tareas pequeñas y concretas
Un proyecto grande y complejo puede resultar abrumador. Al dividirlo en pequeñas tareas se consigue ver claro el camino y la resistencia a enfrentarse  a éste disminuye.

 

DATOS

Recomendación. La experta recomienda que si las conductas se inclinan más hacia la procrastinación crónica, se debe consultar con una psicóloga para realizar una terapia cognitiao conductual donde se darán estrategias de autocontrol.

Investigación. Un estudio publicado en la revista Psychological Science sugiere que la tendencia a procrastinar puede estar basada en los genes y ser, por tanto, hereditaria. Aclara que cuanto más idénticos eran los sujetos, más similitud mostraban en su comportamiento y por tanto en estas conductas concretas, dando fuerza a la hipótesis sobre la poderosa influencia de la herencia genética y no tanto en los factores externos.

 

En Portada

  • El MAS realizó 15 acciones para vulnerar el 21F e imponer a Evo
    En el referendo del 21 de febrero de 2016 (21F), el 51,3% de los votantes  -frente al 48,7%- determinó que el artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE) no debe ser modificado, por lo tanto, una nueva repostulación de Evo Morales  fue truncada. Sin embargo, y  a pesar de las ...
  • Dellien no tiene límites, supera a Carballés y está en cuartos de final
    El tenista boliviano Hugo Dellien sigue marcando historia en el tenis internacional. Ayer, en una reñida contienda, el trinitario se impuso 2-0 (7-5 y 6-4)  al español Roberto Carballés y accedió a los cuartos de final del torneo Río Open ATP 500, que se desarrolla en la metrópoli brasileña. Lo...
  • Aprehenden e imputan a dos implicados en Lava Jato-Odebrecht
    Tras haber sido detenidos el pasado martes en Santa Cruz y trasladados el mismo día a La Paz, Humberto Landívar P. y Roberto Saavedra fueron imputados ayer por la Fiscalía Departamental, dentro de las investigaciones del caso Lava Jato-Odebrecht. El primero es exejecutivo del Servicio Nacional...
  • Rige el SUS, la COB pide defenderlo y terminar con la salud privada
    El presidente Evo Morales promulgó ayer la ley que crea el Sistema Único de Salud Gratuito Único y Universal (SUS), en medio de pedidos de los sectores oficialistas de acabar con la salud privada y convocatorias a marchas para garantizar la aplicación de este seguro. El jefe de Estado dijo que...
  • FEPC pide trámites ágiles, ventajas en Santiváñez y “legalizar” despidos
    Dar ventajas en el parque Industrial de Santiváñez para evitar que las inversiones cochabambinas migren a Santa Cruz, agilizar los trámites de creación y mantenimiento de emprendimientos (actualmente hay que visitar 35 ventanillas), privilegiar compañías nacionales en obras estatales de alto...