Pasar al contenido principal
ANF

IICA advierte impredecible "guerra comercial" entre China y EEUU que afecta a la soya

LA PAZ |

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) a través de su experto en economía agrícola, Fernando Aramayo, advirtió que es impredecible cuánto tiempo más durará la guerra comercial entre China y Estados Unidos, que para el caso de Bolivia generó una crisis en el sector soyero por la caída del precio internacional.

Durante el seminario "Comercio Exterior" organizado por la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), Aramayo dijo que China es una "aspiradora" de materias primas, y la desaceleración económica ha tenido un impacto en la economía mundial, que ha provocado una tendencia a la baja de los commodities.

"Cuando hablamos de la economía de la soya estamos hablando de 14 mil productores, donde el 80% son pequeños y el 20% son medianos y grandes, y el efecto es directo, hay preocupación en el sector, ahí surge el movimiento, la articulación y presión para que se abra el mercado, pero las condiciones están desfavorables por el tema de precio. ¿Hasta cuánto puede durar, es impredecible?", señaló.  

El experto dijo que en los últimos meses EEUU aplicó aranceles a China por 250 mil millones de dólares, mientras que la potencia asiática no quedado con los brazos cruzados y respondió con la ejecución de aranceles por 110 mil millones de dólares.

"Pero cuando una economía se ve afectada en su estructura productiva comercial tiende a aplicar medidas de protección, ha generado en pocos meses una sobre-oferta de productos alimentarios y de commodities", dijo.

Destacó que, Bolivia se encuentra entre los 10 productores de soya con 1.6 millones por campaña, y que, de acuerdo a un reglamento reciente, se permite exportar el 60% de la producción sin restricciones.

"Semillas mejoradas"

En cuanto a los dos eventos de soya transgénica aprobados recientemente dijo que tiene el propósito de aumentar 250 mil hectáreas la superficie cultivada de soya en el país, que actualmente oscila en 1.3 millones de toneladas, para la producción de 100 millones de litros para los biocombustibles.

"El tema de las semillas mejoradas, transgénicos se lo viene analizando hace muchos años, hubo cierto bloqueo en la aplicación del tema que tengan argumentos válidos o no, las dos semillas aprobadas: intacta y HB4 son dos semillas autorizadas con una serie de condicionantes, y la aplicación es para la producción de biodiesel", explicó.
 

En Portada