Pasar al contenido principal
EL POTOSÍ

Marcha indígena rumbo a La Paz llega a Potosí

Caminan por sus derechos, como Tomás Katari hace 241 años, y, como él, quieren llegar a la ciudad donde residen los que deciden las cosas, La Paz. Su marcha es pacífica pero, a kilómetros de llegar a Potosí, conocieron que los oficialistas se están organizando para confrontarles.

La marcha de pueblos indígenas que partió de Sucre el 6 de febrero llegó el domingo al ayllu Cala Cala, última escala en su caminata hacia la Villa Imperial de Potosí. Allí analizaron las resoluciones de la federación de campesinos, afín al Gobierno, que habría decidido salir a hacerles frente.

Desde su salida misma de la capital, las autoridades originarias de la Nación Qhara Qhara advirtieron que ellos no están en el juego político. No se involucraron ni con el oficialismo ni con la oposición y se limitaron a cumplir con todo lo que la Constitución y las leyes mandan para el reconocimiento de los pueblos originarios.

Autoridades como el curaj curaca y el sullka curaca de la Nación Qhara Qhara, tata Mario Chincha y tata Félix Kolu, respectivamente, y el secretario permanente del Tribunal de Justicia Indígena Originaria, Samuel Flores, reiteraron que la marcha fue una medida extrema frente a la actitud del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) que les negó titular sus tierras comunitarias de origen (TCO) y, en cambio, se las entregaron a los sindicatos afines al MAS.

Su marcha rumbo a la sede de Gobierno tiene el propósito de conseguir una audiencia con el presidente Evo Morales para exponerle sus reclamos. Piden que se respete la Constitución Política del Estado, particularmente en los artículos en los que esta reconoce a los pueblos indígenas originarios.

En Portada