Pasar al contenido principal

Producción de urea llega al 28% de capacidad instalada

Entre noviembre de 2017 hasta diciembre de 2018, el movimiento de urea desde la planta de Bulo Bulo asciende a un volumen de 232.724 toneladas, equivalente al 28,48 por ciento de las 816.666 toneladas que debió producir la planta a su máxima capacidad en el mismo periodo, revela un reporte de transporte de carga al que accedió Los Tiempos.

El especialista en hidrocarburos, Hugo del Granado, considera que la baja producción del complejo petroquímico de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se debe a la falta de mercados y a los constantes paros registrados a partir de su inauguración.

El mencionado reporte señala que el movimiento de urea, tanto en contenedores como en Big-Bag (bolsa de 1.000 kilos), llega a 232.724,80 toneladas. Además, revela que la producción mensual, en relación a la capacidad máxima de la planta, estuvo entre el cero y el 70 por ciento.

Por ejemplo, en abril de 2018 no se registra movimiento de urea. En junio el volumen asciende a 2.836,88 toneladas, es decir, un 4,86 por ciento de la capacidad de producción mensual de la planta, mientras que en septiembre el volumen transportado llega a 40.716,2 toneladas, un 69,79 por ciento en relación a la capacidad instalada.

Sin embargo, el pasado 29 de diciembre, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, citado en un boletín oficial, informó que en la gestión 2018 la comercialización de urea fue de 264.000 toneladas, al menos 25.000 toneladas al mercado interno y 239.000 destinadas a  la exportación, lo que generó un ingreso de 78 millones de dólares.

Del mismo modo, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, informó el pasado 30 de diciembre que la tasa de operación de la planta de Bulo Bulo es del 80 por ciento en relación a su capacidad máxima, de 2.100 toneladas por día.

Del Granado dijo que el informe de rendición de cuentas de YPFB, del 4 de octubre, establece que la cantidad de urea producida, transportada y comercializada solamente llega al 12 por ciento de la capacidad máxima.  Desde la inauguración, el 14 de septiembre de 2017, la planta se paralizó en cuatro ocasiones.

El especialista identificó problemas adicionales como la ubicación de la planta que genera un elevado costo de transporte.

 

DATOS

La tonelada de urea estuvo a $us 383  en 2018. El precio fijado por YPFB para el mercado nacional, hasta diciembre de 2018, es de 383 dólares por tonelada, monto que supera con aproximadamente 100 dólares el precio de exportación.

Falta mercado para la producción de urea. El especialista en hidrocarburos Hugo del Granado señaló que si la planta de urea operara al 100 por ciento de su capacidad instalada, solamente el 40 por ciento de su producción tendría mercado.

Ferrovía estará lista en abril de este año. El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, alista la ferrovía Montero-Bulo Bulo.

 

PRODUCTORES DICEN QUE EL CONSUMO NO AUMENTÓ

El presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Richard Paz, informó a fines de diciembre que el consumo de urea en el mercado interno es similar al que se registró en los últimos seis años, por lo que no ve incidencia de la oferta del fertilizante producido por YPFB.

“Desde hace cinco o seis años atrás son los mismos productores lo que vienen utilizando la urea, no ha habido un incremento significativo con la aparición de la urea boliviana de la planta de urea de Bulo Bulo. El incremento en el uso de urea no se ha visto, el motivo debe ser es que no hay un incentivo de un precio justo al productor nacional”, dijo el dirigente agrícola.

Paz señaló que el consumo de los más de 14.000 afiliados a Anapo se mantiene entre las 15.000 y 20.000 toneladas, sin embargo, dijo que si la estatal petrolera establece un precio justo -similar al precio de exportación más IVA- el consumo del fertilizante se incrementaría hasta en un 20 por ciento en los próximos cinco años.

En Portada