Pasar al contenido principal
EFE

El FMI eleva sus previsiones para Bolivia al 4,5 % en 2018

 El Fondo Monetario Internacional (FMI) subió ayer su previsión de crecimiento económico para Bolivia, de 4,3% a 4,5% en 2018, lo que sitúa al país al frente de las economías con mayor expansión de la región.

 "El crecimiento del PIB se prevé que se sitúe en el 4,5 % en 2018, una de las mayores tasas de la región. La expansión ha sido apoyada por las políticas de estímulo, un segundo bono salarial para toda la economía y una fuerte producción agrícola", indicó el Fondo en su revisión anual de la economía, conocido como "Artículo IV".

 Destacó, además, los logros alcanzados en el periodo 2004-17 en lo que se refiere a la reducción de la pobreza extrema, que ha caído a la mitad hasta la cifra actual del 17 % de la población.

El presidente Evo Morales destacó esta noticia en su cuenta de Twitter:

 La proyección de crecimiento de Bolivia está por encima del promedio de 1,2 % pronosticado para América Latina y el Caribe para este año y del 2,2 % previsto para 2019, señala el informe del FMI "Perspectivas Económicas Mundiales", con datos a octubre pasado.

 Los técnicos del Fondo subrayaron que "desde la caída de los precios de las materias primas en 2014, las autoridades bolivianas han aplicado medidas de estímulo fiscal y del crédito que han resultado exitosas para mantener un crecimiento robusto".

No obstante, advirtieron de que "han conllevado grandes déficit fiscal y por cuenta corriente externa, pérdida de reservas y un agudo aumento en la deuda pública".

 Para ello, el Fondo aplaudió la decisión del gobierno boliviano de "limitar" la expansión del gasto público, lo que ayudará a reducir el déficit fiscal con el tiempo y "frenar el auge en la deuda pública.

 Recomendó, asimismo, que "dado que la fuerte alza en el crédito y los préstamos del banco central a las empresas públicas han elevado la presión sobre las reservas internacionales", deberían "normalizarse las condiciones de política monetaria a medida que las presiones inflacionarias reaparecen".

El organismo internacional anticipó que para 2019 el crecimiento de la economía boliviana se moderará a un 4,2% y en 2020 a 3,9%.

En Portada