Pasar al contenido principal
Claudia Eid Asbún

Danza/teatro “Errantes” en un Buque fantasma

Función. La pieza se presenta nuevamente este 6 de marzo a las 20:00 en La Casa de Nepo, las localidades son limitadas

Marta Salinas y Daniel Larrazábal vuelven a unirse en escena para presentar “El buque fantasma”, la pieza de danza/teatro que se estrenó hace unas semanas en el CBA. Este 6 de marzo a las 20:00 en La Casa de Nepo, se podrá ver nuevamente el espectáculo creado a partir de varios conceptos como el vínculo.

Larrazábal, quien tiene una formación más fuerte en la actuación, y Salinas, quien es reconocida como bailarina, mixturan sus universos a partir de textos como “Fragmentos de un discurso amoroso”, de Roland Barthes y “La canoa de papel” de Eugenio Barba.

“El buque fantasma es la leyenda del holandés errante y es un capítulo del libro de Barthes, donde se habla del errabundeo (acción de ir de un lugar a otro sin tener un sitio fijo en el cual asentarse.), que está condenado a errar de amor en amor hasta la muerte”, cuenta Salinas y añade que la pieza contiene escenas que no responden a un relato lineal.

La intérprete nació en Salta, Argentina, pero creció en Cochabamba y se graduó de colegio Eduardo Laredo. Hace casi 10 años fue a estudiar danza a la capital de su natal Argentina, donde vive actualmente.

Se graduó con una mención es en danza/teatro. “La gente cree que es danza y teatro que se fusionan, pero en realidad la danza/teatro es una rama de las artes del movimiento”, dice Marta.

 

La obra

Se estrenó en el auditorio del Centro Boliviano Americano (CBA) con un lleno completo y ahora hace una última presentación este miércoles a las 20:00 en La Casa de Nepo, en la calle Walparrimachi. El costo de entrada, fuera de la preventa es de 40 bolivianos.

“Navegar la inmensidad del mar, presenciar un acto divino, ver un espejismo, el brillo del sol, la tempestad, el deseo, la incertidumbre, el naufragio, el éxtasis y la calma.

¿Comprenderá la tripulación la inevitable condena de errar hasta el final por los océanos del mundo?

Errar de encuentro en encuentro, de amor en amor, de ficción en ficción.

Él con ella, él con él, ella con ella o ella con él”, dice en la presentación de la obra.

Finalmente, cada quien es un marinero solitario que abandona y/o es abandonado en cada puerto.

En Portada