Pasar al contenido principal

La Mostra de Venecia en tiempos de coronavirus: sin estrellas ni público en el tapete rojo

La 77ª edición de la Mostra de Venecia se inaugura el miércoles en un clima anómalo marcado por el temor a un rebrote de la pandemia, sin público, con muchos filmes de Europa y pocas estrellas en el tapete rojo.

El prestigioso festival arranca con el filme "Lacci" del italiano Daniele Luchetti, una historia de infidelidad en una pareja napolitana, presentado fuera de concurso.

El primer gran festival internacional que se celebra en plena pandemia, durará diez días, hasta el 12 de septiembre y se realizará contra viento y marea a pesar de la reducción del número de invitados y de secciones paralelas.

La singular edición, comparable a las celebradas antes de las dos guerras mundiales o durante las marchas de protestas de los años 60, contará con un estricto protocolo sanitario que incluye mascarillas, pruebas y distanciamiento ante el preocupante resurgir del brote de coronavirus en Italia.

Pese a ello, el director del certamen, el crítico de cine Alberto Barbera, ha concebido una edición en la que se celebrará el cine y sus historias, con un elevado número de realizadoras mujeres, ocho, una cifra excepcional.  "Al inicio era la tempestad (...) Ahora vamos a encarar las tempestades con fuerza, la fuerza del cine", anuncia una voz en medio de imágenes de un temporal en el corto para promocionar la Mostra divulgado una semana antes.

 

18 películas en competición

En total 18 películas, todas estrenos mundiales, compiten por el León de Oro en la sección oficial, entre ellas de autores de la talla de Andréi Konshalovski, Amos Gitai y el mexicano Michel Franco con el filme "Nuevo Orden".

Las grandes producciones de Hollywood estarán ausentes, a diferencia de pasadas ediciones, cuando Venecia era considerado el trampolín para llegar a los Óscar, después de que al menos ocho filmes ganaron codiciadas estatuillas: "Gravity", "Birdman", "La la Land", "Moonlight", "La forma del agua", "Roma", "A star is born" o "Joker".   El solitario y limitado desfile de estrellas por un tapete rojo sin público resultará peculiar.

Entre los que han confirmado su asistencia, pero que pueden renunciar a última hora debido a la situación sanitaria, figuran estrellas como Cate Blanchet y Matt Dillon, miembros del jurado, así como Maya Hawke, Casey Affleck o Vanessa Kirby.

"No contaremos con títulos espectaculares (...) algunos miembros de los equipos de filmación invitados no podrán viajar debido a las limitaciones a los viajes intercontinentales", admitió Barbera, que prometió recurrir a las nuevas tecnologías para la promoción de las películas.

No se trata del primer festival veneciano que se realiza en momentos particulares. Algunos medios recordaron algunas ediciones "especiales", como la de 1946, tras el final de la Segunda Guerra Mundial, soñando la libertad y el renacer tras veinte años de fascismo.

En total 60 largometrajes han sido invitados a participar en cinco categorías distintas y 15 cortometrajes, así como una serie de televisión, indicaron los organizadores.

 

México tras el León de Oro

Como un guiño a América Latina, que atraviesa un momento difícil por el devastador coronavirus y cuyos realizadores tendrán dificultad para asistir, Venecia invitó para el concurso al director mexicano Michel Franco, con un filme sumamente político, sobre las diferencias sociales y la brecha entre ricos y pobres.

Pese a que Italia ha prohibido la entrada a ciudadanos de varios países latinoamericanos para evitar la propagación del coronavirus, la realizadora mexicana Yulene Olaizola participará con el largometraje "Selva trágica" en la sección Horizontes, la más experimental de la Mostra.

Su presencia no ha sido confirmada, como tampoco la de la realizadora colombiana Mariana Saffon, quien participa con el corto "Entre tú y Milagros" en la misma sección.

España estará representada con el corto 'The Human Voice' de Pedro Almodóvar, premiado el año pasado con el León a la Carrera, quien lo rodó en pleno aislamiento, y la serie '30 monedas', de Álex de la Iglesia.

El cine de América Latina estará presente en las secciones paralelas e independientes "Jornadas de los Autores" y la "Semana de la Crítica" con 'Tengo miedo torero', del chileno Rodrigo Sepúlveda, y la mexicana "50 o dos ballenas se encuentran en la playa" de Jorge Cuchí.

Fuera de competición, varias películas despertarán interés como "Una noche en Miami", dirigida por la actriz afroamericana Regina King sobre el debut del joven Cassius Clay y su batalla contra el racismo, de plena actualidad, y la proyección del documental "Greta", del sueco Nathan Grossman, sobre la historia de la joven activista Greta Thunberg desde sus inicios.

El León de Oro para toda una carrera será otorgado a la actriz británica Tilda Swinton y la directora de Hong Kong Ann Hui, dos ejemplos de versatilidad fuera de lo común.

En Portada