Pasar al contenido principal
Redacción Digital

El impresionante cambio de Nicole Kidman para su nueva película

Con una peluca oscura, arrugas y marcas en el rostro, la galardonada actriz Nicole Kidman aparece para su nueva película: Destroyer, dirigida por Karyn Kusama y que tendrá su preestreno en el festival de Toronto. 

Kidman da vida a Erin Bell, una mujer con un pasado que la atormenta. Tabaja como policía encubierta en una peligrosa banda del desierto de California.

Según el portal La Vanguardia, la actriz de 51 años tuvo que usar prótesis para generar un aspecto demacrado logrando una imagen irreconocible.

"Siempre supimos que lo que queríamos que se viera era una verdadera mujer de mediana edad con un pasado que se pueda ver en su cara. Que el daño solar, la privación del sueño, el estrés y la ira, se reflejara en su estado de ánimo y en su cuerpo", señaló la realizadora e una entrevista a Vanity Fair.

Se tiene previsto que el film se estrene a finales de este año.

 

En Portada