Pasar al contenido principal
AGENCIAS

Documental sobre Whitney Houston revela una vida de abusos

La fuerza que tiene el formato del documental se hace más que latente en “Whitney”, el filme que se pasó en la trasnoche del miércoles en el Festival de Cannes sobre Whitney Houston.

La película de Kevin MacDonald es un mazazo desde que arranca. Para los que poco saben de la vida de quien tuvo siete hits número uno consecutivos en el chart estadounidense -nadie, aún, superó ese récord-, el filme pasa por sus momentos de apogeo (de I Wanna Dance with Somebody a su debut en el cine, con El guadaespaldas, por ejemplo) y su caída con la droga.

Comienza como una biografía hecha y derecha. La niñez y juventud en Newark, cómo se sumó al coro de la Iglesia que controlaba su madre Cissy, sus primeros pasos en el mundo de la música. Hasta que todo lo que uno creía que era “una infancia de ensueño”, como alguien opina, se transforma en un infierno.

La propia Houston cuenta que un sueño recurrente se ve perseguida. “Es el Diablo”, le decía su madre, también cantante. Whitney provino de una familia de músicos.

Sufrió el abuso de parte de otra prima, Dee Dee Warwick, cuando era pequeña. Su padre John, que tomó las riendas de su carrera cuando una amiga lesbiana de la cantante se alejó de ella, la demandó por $us 100 millones. Las infidelidades de su marido Bobby Brown. Sus constantes ingresos a rehabilitación. E increíblemente cómo debió salir de una recuperación…. Porque no tenía cómo pagarla.

Su amistad con Michael Jackson y lo virulento que fue el periodismo amarillo, los tabloides estadounidenses, con su caída, son expuestos sin filtro.

A lo largo de dos horas no solamente ofrece entrevistas a la cantante que murió en la bañera del hotel Beverly Hilton por ahogamiento debido a una obstrucción de la arteria coronaria e intoxicación por cocaína el 11 febrero de 2012, y a familiares, agentes, gente de la industria de la música. Lo que Donald hace es reflejar una época -de los 80 hasta la muerte de la música- con un montaje brioso, sí, pero que corresponde a la vida de Houston.

Para los fans, hay presentaciones de Houston alrededor del mundo -hasta en Johannesburgo, luego el Apartheid- y lo que queda claro es que la vida y la carrera de la estrella adorada no pudo ser menos tormentosa.

La película se estrenará en julio.

En Portada