Pasar al contenido principal
Imagen

Ibuki, el robot que replica movimientos humanos “involuntarios”

Cuerpo

El profesor Hiroshi Ishiguro, director del Laboratorio de Robótica Inteligente de la Universidad de Wakayama, Japón presentó a  Ibuki, un robot infantil que simula el aspecto de un niño japonés de 10 años.

Este nuevo robot se trata de un nuevo logro técnico, ya que ha podido añadir nuevas expresiones faciales “involuntarias” así como un sistema de reconocimiento facial que ayudaría con las tareas de interacción con los humanos.

Ibuki puede parpadear y reaccionar con una sonrisa. Este niño robot forma parte del proyecto Geminoids para crear androides similares a los humanos.

Infraestructura inteligente

Ishiguro asegura que Ibuki es el primero de sus robots en contar con una nueva “infraestructura inteligente de robots” la cual se basa en la interacción, donde el objetivo es establecer una comunicación no verbal usando un sistema artificial. Según explica, esta plataforma está integrada por visión computacional, robótica e inteligencia artificial.

Además del reconocimiento facial, Ibuki sería capaz de reconocer voces, sitios, horas del día y situaciones, además de que estaría listo para añadirle nuevas funciones de comunicación “sensibles a tareas”.

Y es que el objetivo del proyecto es precisamente “desarrollar robots sociales autónomos que puedan comunicarse con múltiples seres humanos a través de diversos medios de comunicación”.

Ruedas de oruga

Lo interesante de Ibuki, es que por primera vez han logrado desarrollar un sistema de movimiento basado en “ruedas de oruga” que le permiten imitar el andar de un niño, pero sin necesitar un par de piernas. Esto se conoce como “falso andar” y aseguran que serviría para dar ese aspecto muy cercano al ser humano.

Para el profesor Ishiguro, la meta es crear un futuro donde los humanos y los androides convivan juntos, por ello está convencido que los robots deben tener una apariencia humana para que funcionen con éxito entre nosotros.

 

DATOS

Inspiración. Este humanoide tiene un gran número de expresiones e incluso algunos movimientos “involuntarios”, como parpadear y mover sutilmente los ojos y la cabeza. Su creador, el profesor Hiroshi Ishiguro, se inspiró en la película IA Inteligencia Artificial (2001), de Steven Spielberg.

Desplazamiento. Ibuki se desplaza horizontalmente con un sistema de ruedas en su base. También tiene un actuador lineal para el movimiento vertical. Además, puede mover los dedos de la mano con habilidad gracias al desarrollo de sus articulaciones.

En Portada