Pasar al contenido principal

¿Se puede pensar en un movimiento de collage en Bolivia?

Silvia Cuello

Artista Plástica

Un año antes de venir a Bolivia empecé a trabajar con la técnica del collage, del francés coller, que significa pegar. Una de las razones fue que en mi país, España, tenía poco tiempo para pintar y la otra que descubrí que hacer collage es una excelente forma de conocerse a uno mismo. Cuando me mudé a Bolivia me traje todos mis recortes y materiales conmigo y después de unos meses de trabajo completé la serie Serendipias.

Para mi Bolivia es un país fascinante y seductor porque la globalización aún no lo ha contaminado todo y las tradiciones locales todavía son poderosas. No obstante, desde la perspectiva de las artes visuales contemporáneas creo que este apego boliviano a la tradición ha sido una barrera para la introducción de nuevas propuestas fuera del tradicional cuadro al óleo o dibujo a lápiz o carbón, por lo que es raro poder ver una exposición de collage.

A pesar de ello debo decir que mi experiencia como collagista en Bolivia ha sido satisfactoria. He podido exhibir mi trabajo en importantes salas y he recibido una buena cobertura por parte de los medios bolivianos. El público en general parece haber recibido bien la propuesta, precisamente por encontrarla muy diferente a cualquier cosa que hubieran visto antes.

Otra cosa diferente es el aspecto comercial, en este sentido encuentro muy reveladora la respuesta que me dio una importante galería de arte de La Paz cuando les presenté mis collages: me encanta tu trabajo pero el collage es una técnica que no encaja en las colecciones locales de arte.

Hablando con la reconocida artista boliviana Alejandra Dorado pude constatar que no hay circuitos comerciales fuertes en Bolivia para el arte contemporáneo en general. El predominio de formas más clásicas de arte es abrumador, especialmente en Cochabamba. En Santa Cruz la cosa está mejor, y también en La Paz, aunque el público es más elitista allí.

Alejandra estudió y vivió durante algún tiempo en Chile. Regresó en 1998 a Bolivia, donde experimentó con collage y transferencia digital. Durante quince años enseñó técnicas de representación gráfica en la UPB e introdujo a sus alumnos la técnica del collage, lo que resultó en una refrescante novedad para ellos.

La serie de Alejandra Coyote es una colección muy interesante de collages basados ​​en fotografías antiguas que versan sobre la discriminación y los prejuicios sociales y raciales, tan palpables en Bolivia. La palabra coyote se refiere al hijo de un mestizo y un indio.

Erika Ewel es otra artista boliviana internacional con una trayectoria muy amplia. Ella trabaja con collage entre muchas otras técnicas. Sus piezas son muy delicadas, poéticas y atmosféricas. Cuando le pregunté sobre el collage en Bolivia, me dijo que es muy raro de encontrar. El óleo comercialmente es el medio preferido. Ella piensa que el público no está listo para procesar el collage. La verdad es que los paisajes y las figuras costumbristas invaden la mayoría de los espacios de exposición y las pinturas decorativas abstractas son la nueva moda entre las personas ricas más eclécticas.

Antagónica Furry es el alias de quizás la artista boliviano más especializado en collage. Ella describe sus collages como Vintage Dada. Su estilo es muy característico con una tendencia a acercarse a lo macabro, lo erótico y lo absurdo de una manera caótica y poética.

Antagónica ya presentó sus collages en Alemania, Francia, España, Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Colombia y México, y estos han tomado un valor monetario considerable en el extranjero. Sin embargo, sus trabajos no se han mostrado mucho en Bolivia todavía.

Cuando se le pregunta acerca de las reacciones del público boliviano a sus obras, Antagónica dice que hay dos tipos: el rechazo de aquellos que no los entienden y los encuentran demasiado perturbadores, y la admiración de los que adoptan la novedad y sienten una conexión con las historias que sugieren.

En general, dice, el público en Bolivia busca arte decorativo fácil. El collage está infravalorado. Pocas personas hacen collage y cuando lo hacen el resultado es generalmente una composición demasiado saturada y sin armonía, sin ninguna historia dentro. Hay una falta de conocimiento sobre la historia y las técnicas del collage. La gente lo ve más como un hobby.

Así que solo nos queda esperar que poco a poco surja en Bolivia un movimiento fuerte de collage, tanto a nivel de creadores como de coleccionistas y se lo reconozca como lo que realmente es, una forma de Arte. ¡Larga vida al collage en Bolivia!

En Portada

  • Piden investigar traslado de votantes de Riberalta a Pando
    A raíz del video que circula en redes sociales que muestra a un grupo del Sereci de Pando realizando la inscripción de votantes al registro biométrico del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en Riberalta, Beni, los ciudadanos que se percataron de lo que ocurría exigieron una investigación. “Esto...
  • Uruguay golea y el VAR es protagonista
    Uruguay inició ayer su participación en la Copa América 2019 con una notable goleada 4-0 sobre Ecuador, en la apertura del grupo C y que se jugó en el estadio Mineirao de Belo Horizonte. Además de la contudencia de la Celeste, el VAR asumió nuevamente el papel protagónico: una expulsión y la...
  • Trabajadores piden solución a maltrato de china Railway
    Las denuncias contra la empresa China Railway Construction Corporation (CRCC) no cesan. Los trabajadores se encuentran en constante emergencia por el maltrato que sufren de parte de los gerentes. Además, dirigentes despedidos no fueron readmitidos. Días atrás, los trabajadores volvieron a...
  • Hallan muerto al tercer minero y clausuran mina por investigación
    Hallan sin vida al último minero desaparecido en la mina San José, en Tocopilla Chile, y el lugar permanecerá clausurado hasta que la investigación determine si hay responsabilidad de quienes dirigían el trabajo cuando tres bolivianos quedaron atrapados en un derrumbe. Los tres bolivianos...
  • Partidos usan 6 mecanismos para elegir candidatos a legisladores
    Las organizaciones políticas habilitadas para las elecciones generales del 20 de octubre manejan al menos seis mecanismos para definir a sus candidatos a diputados y senadores, en un proceso que se hace a contratiempo, pues el plazo vence el 19 de julio y aún no hay consensos sobre quienes serán...