Pasar al contenido principal
Gabriel Caero Rodríguez

Mercado de pases y pesos en el ascenso boliviano 2021

La Copa Simón Bolívar 2021, la edición 33 del certamen de ascenso, que empezará hoy con la primera fase en Beni y desde el 18 en el resto del país, ha concitado un nuevo interés en el balompié nacional donde 35 clubes de las nueve asociaciones de la División Aficionados protagonizan el mercado de pases y de pesos en las contrataciones.

Para muchos, este torneo es el ocaso de los futbolistas; otros consideran que la experiencia ayudará a conseguir el objetivo de ascender a la División Profesional.

Las apuestas por región son muy altas, dando lugar a alimentar el sueño de este largo camino denominado ascenso nacional.

 

Las grandes apuestas

Departamentos como Beni y Pando ambicionan con regresar al fútbol grande de Bolivia, incluso ya con equipos armados desde inicios de la temporada 2021.

No obstante, la alarma reinante en Oruro por el casi inminente descenso de San José hace que los clubes de esta región se potencien hacia el objetivo.

En Beni, Libertad Gran Mamoré, que en 2020 se quedó en cuartos de final, apostó en grande con el fichaje de grandes futbolistas, como el caso del experimentado Miguel Ángel “Colorado” Hoyos, el goleador valluno Fabricio Bustamente o los exintegrantes de clubes profesionales como Marcos Morgón, Yasmani Duk y Mauro Milano, estos últimos que están desde el torneo de la Asociación Beniana de Fútbol (ABF).

En Chuquisaca, el regreso de Universitario de Sucre al ascenso y sumados los esfuerzos de Fancesa y Mojocoya FC hacen esta serie una de las más atractivas.

La “U” apostó por el regreso de Ronald Gallegos, quien hasta hace poco estuvo en Cochabamba FC; Dustin Maldonado, Amílcar Velasco, Horacio Sánchez y Gustavo Pinedo son parte del proyecto de Mojocoya FC; Ronaldo Monteiro y el DT Javier Vega aportan al sueño del Cementero.

Cochabamba no quedó al margen de pugnar por una cuarta plaza en la División Profesional 2022: Universitario de Vinto contrató a Juan Carlos Robles, Ramiro Mamani, Leonardo Durán, Ameth Castro y Allyson Padilha.

Cochabamba FC contrató al experimentado atacante Fernando Adrián, además de darle la conducción del plantel a Daniel Claure.

Santa Cruz apuesta con Torre Fuerte, con Armando Ibáñez como DT, además que pretende dar la sorpresa con Ciudad Nueva Santa Cruz de Portachuelo o Argentinos Jrs y Academia FC.

Oruro lleva dos temporadas luchando con SurCar y Empresa Minera de Huanuni (EMH), aunque Deportivo Shalon apostó por la experiencia del entrenador Rubén Urbano para subir.

Tarija, siempre animadora del torneo, apelará a su talento y gran cantera para buscar una nueva plaza.

 

En Portada