Pasar al contenido principal
Betty Rojas Rodríguez

¿Se realizará el Consejo el próximo 5 de noviembre?

El jueves 5 de noviembre será el día “D” para el fútbol nacional. Si en esa jornada logra instalarse el Consejo de la División Profesional, se definirá el futuro de los campeonatos de la temporada 2020. Para que se lleve adelante deben asistir al menos 10 de los 14 clubes.

“Hemos llamado a una reunión del consejo para el 5 de noviembre y ahí los clubes deben establecer el reinicio del torneo, la premiación y los descensos”, informó uno de los directivos de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Rolando Aramayo.

La división que vive el fútbol nacional por el pleito legal entre Marcos Rodríguez y Robert Blanco, por la silla presidencial de la FBF, ha impedido que se instale el Consejo de la División Profesional, porque un grupo apoya a Rodríguez (G-8) y el otro, a Blanco (G-6).

En los últimos días, los clubes del G-6 que no atendieron al llamado de Rodríguez dejaron abierta la posibilidad de asistir al Consejo de la División Profesional, si éste era convocado sólo por el comité ejecutivo de la FBF y no asistían Rodríguez ni Blanco.

Ya Blanco aseguró que estaba dispuesto a no asistir al consejo, si con ello se logra que los 14 clubes se reúnan y definan el reinicio del torneo.

Sin embargo, Aramayo anunció ayer que “Marco Rodríguez no tiene impedimento en participar de la reunión, ya que es el presidente de la FBF y en esa condición debería participar”, dejando en el aire la posibilidad de que Rodríguez esté presente en el consejo previsto a realizarse en Cochabamba y de manera presencial. Los próximos días serán determinantes para definir si los clubes Bolívar, Wilstermann, Oriente Petrolero, Blooming y Guabirá, que desconocen a Rodríguez como presidente de la FBF, asistirán o no a la convocatoria.

A diferencia de las anteriores convocatorias al Consejo de la División Profesional, ésta ya no será virtual, sino presencial.

“La idea es que sea presencial, ya que debemos tomar decisiones importantes como la de los descensos y eso implica una modificación en el reglamento y convocatoria y los delegados o presidentes deben firmar”, apuntó Aramayo.

En este Consejo de la División Profesional se debe definir primero si esta temporada se cerrará sólo con lo que resta el torneo Apertura, o sea tras disputar las 14 fechas que aún restan por jugar.

Si éste es el caso, los equipos deben definir cómo enfrentarán el no disputar el Clausura con la empresa de televisación, que ya anunció que cobrará la multa de $us 13.500 por partido no jugado. Esto quiere decir que los clubes deberán pagar una multa de $us 2.457.000 por no jugar 182 cotejos.

También podrían definir ampliar el contrato con Sport TV Rights por otros seis meses más y así compensar el torneo que se juegue.

Asimismo, deberán definir si en esta temporada se tendrán los descensos de categoría y, si éstos no existen, entonces deberán proponer que en el Congreso Ordinario de la FBF se cambie el estatuto para que la División Profesional sean 16 clubes y ya no 14.

Finalmente, tendrán que definir cómo se distribuyen los premios internacionales.

 

Abogados definirán el tipo de defensa

Para el martes 3 de noviembre, los cinco miembros del comité ejecutivo (Marco Rodríguez, Jaime Cornejo, Antonio Decormis, Rolando Aramayo y Lily Rocabado) fueron citados por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, a fin de suscribir garantías constitucionales en el proceso que tienen en su contra por incumplir un amparo constitucional.

Rolando Aramayo explicó que “el tema de presentarnos depende de los abogados, se nos convoca a una firma de garantías y no sabemos por qué, ya que ninguno de los miembros hemos amenazado a alguien”.

Los cinco dirigentes deben presentarse a declarar por la demanda que instaló Blanco, por la desobediencia al fallo constitucional que le da la titularidad de la FBF.

En Portada