Pasar al contenido principal
MAURICIO MÉNDEZ

Octavos de final es otra cosa

Quienes llegaron a esa instancia hoy representan a los mejores del continente y no hay rival fácil. Si podemos pensar en un rival menos difícil. Eso es lo que creo respecto al rival de Wilstermann.

Si es verdad que Libertad es menos difícil de los equipos brasileños o Racing de Argentina. Pero el Gumarelo es uno de los equipos más regulares del  fútbol de Paraguay.

Una institución pequeña del futbol guaraní, pero una de las más ordenadas institucionalmente, que tiene un precioso estadio.

Un equipo de los que se llaman “chicos” en cuanto a hinchada, pero que se codea con los grandes del continente a mucho mérito. 

Fui reiterativo cuando manifesté que esta era una oportunidad única de pasar de fase, pues veía que éramos mucho más que Colo Colo y que eso quizás no se repita en muchos años, por eso se debía jugar a ganar ni siquiera a empatar.

Con Libertad sí que tenemos opciones de llegar a cuartos. Es un buen equipo, pero no es más que el Rojo.

Uno de los temas en los que debe trabajar el DT, es recuperar a sus delanteros, muy a pesar de que son 4, apenas si pudo contar con Gilbert Álvarez y en el partido en Chile fue cambiado. Humberto

Osorio debería ya ser alternativa real y Ricardo Pedriel ojalá ya pueda retornar. 

La buena noticia es que Leonel Justiniano vuelve al equipo y a pesar de que no se notó su ausencia en Santiago, es saludable tenerlo a mano.

El buen momento de Rony Montero puede hacer que el técnico siga apostando por la línea de tres, veremos en los entrenamientos si esa figura se da.

Libertad ha tenido muy buenos partidos en Bolivia y se ha convertido en duro rival de los equipos nacionales.

Mientras que para el Rojo, la poca experiencia con equipos paraguayos en este certamen es negativa, sólo es en fase de grupos. Será la primera vez que juguemos en fase de definición.

Creo que el Rojo está volando alto, está en su mejor momento y con uno de los planteles más sólidos de su rica historia. Por eso, los invitó a soñar con mesura y vivir este momento con mucha humildad.

 

El Rojo está volando alto, está en su mejor momento y con uno de los planteles más sólidos de su rica historia.

Los invitó a soñar con mesura y vivir este momento con mucha humildad.

En Portada