Pasar al contenido principal
Gabriel Caero Rodríguez

Clubes vallunos: los sacrificios, sueños y anhelos en el ascenso

Con fecha oficializada para el inicio de la Copa Simón Bolívar 2020, pactada para el  sábado 7 de noviembre, los clubes vallunos ponen en juego sus sueños, sacrificios y anhelos para ascender a la División Profesional 2021.

Los tres elencos clasificados esperan por la aprobación de sus protocolos de bioseguridad, en los cuales deben invertir 8.000 dólares para implementarlos. La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) invertirá 200.000 dólares en las pruebas de Covid-19 para todos los participantes del torneo, mientras que las asociaciones apoyarán con 4.000 dólares para insumos en los estadios.

A ello se suma, ¿cómo y cuánto invertir para los refuerzos y afrontar el campeonato? El caso más llamativo es el del tercer representante cochabambino, Enrique Happ, cuyo presidente Faustino Llave no escatimará ningún esfuerzo, pese a que tuvo dificultades por  la pandemia.

“Pienso que no tendré inconvenientes, porque estoy viendo qué hacer con mis cosas. Hay cositas que voy a tener que vender para mantener a mi equipo, porque no hay trabajo y está un  poco paralizado todo”, declaró Llave a Los Tiempos desde Entre Ríos.

Según contó, la pandemia de la Covid-19 mermó la presencia de turistas en su hotel (Hotel Llave) y por ello puso a  la venta algunas de las volquetas de su empresa que presta servicios a terceros.

Relató que sus protocolos están en el municipio de Entre Ríos y sólo restan firmas. Está previsto que el equipo dirigido por Fabio de Araújo inicie prácticas el 1 de octubre y en carpeta se tiene a un jugador brasileño y otro colombiano como refuerzos.

En el caso del campeón valluno, Cochabamba FC espera con más cautela la aprobación de sus protocolos. El titular de este club, Pedro  Camacho, anticipó que aún no se tiene refuerzos confirmados para el equipo del DT Marcelo Claros.

El subcampeón Municipal Tiquipaya afrontará con la base de su equipo y planea al menos dos refuerzos. Apelará más a su cantera.

“Siempre lo dijo el Alcalde (Juan Carlos Angulo) dar oportunidad a la gente del municipio”, dijo Yasmani Cabero, secretario general del Oso tiquipayeño.

El equipo es dirigido por Diómedes Peña.

 

Happ propone no jugar en una sede

Ante la probabilidad de que la Copa Simón Bolívar se juegue de manera departamental en su primera fase, el titular de Enrique Happ, Faustino Llave, le dijo a Los Tiempos que no están de acuerdo en que se juegue en una sola sede, sino que sea en el escenario y municipio donde cada club es local.

“No estoy de acuerdo, yo quiero jugar como local aquí (trópico). Tenemos canchas, una maravilla, hartas canchas en el trópico y mejor incluso que en Cochabamba. Queremos demostrar también nuestra calidad de fútbol. Tenemos lindas canchas acá, nadie quiere venir a jugar. Donde hay fútbol se debe jugar”, aseguró Llave.

La propuesta que viene desde la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) indica que la primera fase debe realizarse entre los tres o cuatro representantes de cada asociación, siendo partidos únicos entre ellos y en una sola sede para evitar el traslado de personas.

En el trópico existen varios estadios, como el caso de los escenarios en Ivirgarzama, Shinahota, Villa Tunari y Chimoré, recintos que no son usados habitualmente.

En Portada