Pasar al contenido principal
Edwin Fernández Rojas

Wilster califica de ilegal el congreso de la FBF; asegura que no asistirá

El problema interno en la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) es la novela de nunca acabar. El club Wilstermann calificó de ilegal la convocatoria a congreso extraordinario del comité ejecutivo que lidera Marco Rodríguez para el 16 de este mes, por lo tanto, no concurrirán a la misma.

Renán Quiroga, vicepresidente del club aviador, protestó contra los dirigentes del comité ejecutivo de la FBF porque se han conferido demasiado poder, velando, ante todo, por sus intereses personales, generando un caos en el ente federativo.

“No es gente idónea, proba. No tienen dignidad, por vergüenza deberían irse y dar paso a otras personas”, señaló.

El dirigente del cuadro cochabambino dijo que cada día emergen informaciones sobre la mala administración de los recursos económicos de la federación, advirtiendo que continuarán surgiendo más porque los actos del comité ejecutivo carecen de transparencia.

“La FBF se ha convertido en un botín, donde todo el mundo se mete para apetecer sus intereses personales. Seguimos en lo mismo, de un tiempo a esta parte no ha cambiado nada en la dirigencia nacional”, sostuvo.

Sobre los “bonos” que habrían recibido los miembros del comité ejecutivo, Quiroga dijo que “tienen que rendir cuentas de esto y muchas otras cosas más, es cuestión de tiempo. Si el rio suena, es porque piedras trae”.

 

“Una trampa”

El vicepresidente de los Rojos reiteró que el congreso extraordinario convocado para el miércoles 16 carece de validez, además no tiene un orden del día establecido.

“Me parece una trampa, porque en esa reunión intentarán ratificar a Rodríguez como presidente de la FBF”.

Cabe recordar que el comité ejecutivo de la FBF llamó para el próximo miércoles 16 a un congreso extraordinario, en cuy orden del día no figurala elección del presidente que concluir la gestión de César Salinas Sinka, quien falleció el pasado 19 de julio en La Paz.

Desde entonces Marco Rodriguez y Robert Blanco se disputan la presidencia del ente federativo, propiciando la división del fútbol boliviano en plena cuarentena.

Quiroga reiteró que el grupo G6 se mantiene firme en su posición de apoyar a Blanco como titular de la entidad del balompié nacional.

“Algunos clubes del G8 se dieron cuenta de que los miembros de comité ejecutivo están haciendo mal las cosas, por lo que van perdiendo fuerza”, comentó el vicepresidente del club Wilsterman.

En Portada