Pasar al contenido principal
APG

San José y Oruro lamentan la partida de Elías “Caimán” Escobar, ícono del Santo

Después de más de 30 años de estar vinculado con el plantel de San José, primero como utilero del elenco y después como kinesiólogo, la noche del martes falleció Elías Escobar, a los 60 años,  tras una larga pelea contra la Covid-19. Jugadores, dirigentes, exdirigentes e hinchas lloran la partida del popular “Caimán”.

Una vez más quedó demostrado que el virus no discrimina, pues se está cobrando la vida de bolivianos y en particular miembros de la División Profesional. Recientemente se lamentó el deceso del presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, también fallecieron exárbitros y dirigentes de la División Aficionados.

Escobar nació el 22 de septiembre de 1959 en la ciudad de Oruro. Llegó a ser parte del equipo orureño tras ser invitado por el entrenador Benjamín Robles (1987). Su arribo al Santo le marcó otra historia en su vida, además recordó anécdotas en el plantel, pero recientemente todo cambió cuando se conoció que la familia de Escobar buscaba plasma hiperinmune debido a que su salud se deterioraba, finalmente perdió la batalla.

“Una persona a la que quise mucho, en los últimos días los contactos con él eran frecuentes, dándole fuerzas, lastimosamente no pudo vencer este virus que está atacando con todo, hay que cuidarse”, expresó Rodrigo Vargas, jugador de San José, quien se encuentra en la ciudad de La Paz.

La familia contó que Escobar primero necesitó oxígeno, pero su salud se fue deteriorando por lo que fue trasladado a la clínica San Agustín donde le hicieron un espacio en la sala de terapia intensiva y recibió plasma hiperinmune, pero vanos fueron los esfuerzos.

En Portada