Pasar al contenido principal
Edwin Fernández Rojas

Aurora tiene casi listo su protocolo de bioseguridad

El club Aurora ingresó a la fase final de la elaboración del protocolo de bioseguridad para afrontar lo que resta del torneo Apertura.

El galeno del club celeste, Marco Orellana, explicó que sólo queda pendiente reunirse con el área administrativa de esa entidad para definir el presupuesto que demandará llevar adelante el plan de protección del equipo contra la pandemia del coronavirus.

El médico dijo que el protocolo del cuadro valluno, al igual que los otros clubes, se basa en un 50 por ciento en el plan que diseño la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) para combatir la Covid-19, el resto se complementa de acuerdo a las características de cada institución y el presupuesto que tiene para ponerlo en práctica.

“Hay que pulir algunos detalles y definir cuanto invertiremos. En esta semana tendremos listo el protocolo”, comentó Orellana.

El médico estima que el presupuesto mensual para ese fin alcanzará los 5 mil dólares, tomando en cuenta que los espacios que ocuparán los futbolistas tienen que contar con los menesteres de rigor para protegerse de un posible contagio. El cálculo también incluye los test que se les deberá hacer necesariamente a los futbolistas antes y después de un partido.

No obstante, Orellana dijo que el dinero que entregará la Conmebol a la FBF para que los clubes profesionales puedan disponer en la prevención, aliviará en gran magnitud a la entidad celeste, cuyas arcas se encuentran vacías producto de la expansión del virus desde que llegó a Bolivia, el pasado 10 de marzo.

“Estimamos que el dinero que dará la Conmebol alcanzará para tres meses. Las pruebas que se les realizará a los jugadores antes y después de cada encuentro, además de la logística, transporte y hotel, entre otras cosas, hacen que el presupuesto sea considerable”, señaló.

La Conmebol entregará a cada una de sus afiliadas 600 mil dólares, de los cuales 200 mil se destinarán exclusivamente para las pruebas de Covid-19 a los futbolistas.

Haciendo un cálculo, y si el capital va directamente en beneficio de los clubes profesionales, entonces cada uno percibirá 14.285 dólares.

Más adelante, Orellana explicó que Aurora tiene planificado trabajar por grupos una vez que se retomen los entrenamientos presenciales, puesto que pondrán a disposición tres de los campos de juego que tienen en su complejo deportivo en Alalay.

“La idea es dividir el trabajo por grupos, con 10 a 12 jugadores por cada uno en las tres canchas. El distanciamiento en esta primera fase de trabajo será muy importante”, manifestó el médico.

 

ORELLANA, ESCÉPTICO SOBRE UN PRONTO RETORNO DEL FÚTBOL

El galeno Marco Orellana dedujo que las actividades futbolísticas a campo abierto puedan volver en agosto o septiembre a más tardar, siempre y cuando el número de contagiados descienda considerablemente. Explicó que el pico de la pandemia llegará este fin de mes y la primera semana de julio, con la posibilidad de descender si es que la gente acata disciplinadamente la cuarentena rígida que dispusieron las autoridades departamentales.

“Siendo optimista y con todo lo que estamos viendo, pienso que el fútbol boliviano tiende a volver recién en septiembre. Espero que el virus llegue al pico máximo este fin de mes y después baje, y de acuerdo a eso tomar decisiones”.

Orellana dijo que el Ministerio de Salud determinará cuándo volverán los deportes de conjunto, entre ellos el fútbol, en base a un informe epidemiológico.

Una vez conocida la fecha de reanudación de los ensayos presenciales, los futbolistas deberán presentarse al club celeste con 10 días de antelación, para realizarles los tests respectivos y orientarlos sobre el protocolo que deberán seguir en los entrenamientos.

En Portada