Pasar al contenido principal
Gabriel Caero Rodríguez

Vallunos, ascenso y bioseguridad

Los representantes cochabambinos en la Copa Simón Bolívar 2020, los elencos de Cochabamba FC, Municipal Tiquipaya y Enrique Happ analizan con mucha cautela todo el tema de la bioseguridad que deberá ser implementada por la pandemia de la Covid-19.

Si bien este tema es motivo de análisis en sus directorios, el alto costo de la implementación de los protocolos de bioseguridad pueden ser un impedimento a futuro.

Al tratarse de equipos que no cuentan con una gran masa societaria y dependen de ingresos limitados, invertir aproximadamente 18.000 dólares en la implementación de los protocolos y cerca a 4.000 dólares extras mensuales por reactivos y pruebas, los directivos piensan dos veces antes de tomar una decisión.

Análisis

Contar con los protocolos de bioseguridad ya no es una opción, es una obligatoriedad total para garantizar una práctica deportiva libre del coronavirus.

“Nosotros tomaremos todos los recaudos por los protocolos que amerita, vamos a cuidar la integridad de todos nosotros, del cuerpo técnico y jugadores”, aseveró Pedro Camacho, titular de Cochabamba FC, campeón valluno.

Al tratarse de un ítem más, la Copa Simón Bolívar debe jugarse bajo la estricta norma sanitaria, situación que deja mucha incertidumbre en los clubes del ascenso por sus pocos ingresos económicos y porque los gastos deben incrementarse.

Por ello, Camacho no ahondó en más detalles sobre esta implementación y la inversión, situación que tocará con su directorio.

Mientras, Municipal Tiquipaya, subcampeón cochabambino y participante de este certamen desde 2013, depende mucho de la determinación de la Alcaldía de Tiquipaya, a la que se debe en todas sus directrices.

“No tocamos este punto, porque el municipio ha sufrido varios golpes en este último tiempo. Antes debemos reunirnos con el directorio para asumir determinaciones”, apuntó Yasmani Cabero, secretario general del Oso tiquipayeño.

Si bien el club no tendrá problemas para afrontar el torneo de ascenso, ya que apelará a la mayor parte de su cantera, en su cuarta participación nacional, implementar la bioseguridad significará un costo extra que no estaba contemplado.

Enrique Happ, el tercero en participar por Cochabamba, tiene al frente muchas dificultades, pero su titular Faustino Llave sostuvo que aguardará para ver lo que la mayoría determine.

“No creo que muchos clubes puedan invertir en bioseguridad, ya que es un tema muy aparte. No estoy de acuerdo, pero si la mayoría determina que se debe implementar, entonces ahí lo veremos. Pienso que todos los equipos clasificados lo analizarán, porque gastar 18.000 dólares es insulso”, dijo Llave.

Al mando del DT Fabio de Araújo, el Tricolor se vio afectado por la pandemia del coronavirus y aún no se reforzó para encarar el ascenso.

 

37 clubes participantes serán parte de la Copa Simón Bolívar 2020, con los tres primeros de cada asociación y su campeón provincial junto a Destroyers.

 

En Portada