Pasar al contenido principal
Gabriel Caero Rodríguez

Quillacollo vibra con el fútbol por primera vez en 43 años

Quillacollo está de fiesta. Luego de arduos días de intenso trabajo, finalmente los esfuerzos dieron sus frutos ayer con la homologación del estadio Municipal, que este lunes albergará el duelo entre Municipal Vinto Palmaflor y Always Ready, el primero de la máxima categoría en 43 años.

Y es que en el paso de Bata en la Liga entre 1977 y 1977, Quillacollo no disfrutó de partidos oficiales en su ciudad; es más, el Fabril hizo de local en el estadio Félix Capriles. Por eso, este lunes será histórico.

“Hicimos una revisión, una evaluación de todo lo que viene a ser seguridad, logística, y el escenario está a un 95 a 97 por ciento para albergar un partido. Estos dos días se harán algunos arreglos, pero oficializamos que este lunes se jugará a las 3 de la tarde el partido entre Palmaflor y Always Ready”, confirmó Adrián Monje, director de Competiciones de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Este anuncio fue tomado con algarabía por el club quillacolleño, a la cabeza de su presidente Julio César Mollo, además del alcalde suplente Héctor Montaño, quienes unieron esfuerzos para hacer realidad este sueño.

Anteriormente, Quillacollo albergó partidos oficiales, pero ninguno de la Primera División. Ya se jugaron certámenes como el Interprovincial de Clubes Campeones y Copa Simón Bolívar con los clubes Universitario de Vinto, Bata (el nuevo club) y Palmaflor.

“Hicimos todos los esfuerzos para que recibamos el visto bueno”, acotó Montaño.

El escenario mejoró aspectos de seguridad, boleterías y vestuarios; falta corregir pintado de la cancha, concluir ingresos de árbitros y colocado de casetas radiales y compactado del césped. Todos detalles menores.

El estadio Municipal de Quillacollo tiene capacidad para 7 mil espectadores y este lunes hará historia en el fútbol tras 43 años.

En Portada