Pasar al contenido principal
Geraldine Corrales Arandia

Municipal Vinto logra el sueño y suma un equipo para Cochabamba

Después de 27 años, Cochabamba tendrá un nuevo equipo en la máxima categoría del fútbol profesional. El club Municipal Vinto Palmaflor venció ayer por 2-0 a Real Santa Cruz y consolidó su ascenso a la División Profesional, en la final de vuelta de la Copa Simón Bolívar 2019, que se jugó en el estadio Municipal de Quillacollo.

Juan Carlos Robles (43’PT) con un penal en el primer tiempo y Fabricio Bustamante (33’ST) en el complemento fueron los artífices de la victoria que permitió el ascenso del club quillacolleño.

El partido se vivió en medio de una fiesta que alistó la dirigencia del elenco de Quillacollo. Pasado el mediodía, los hinchas y fanáticos del fútbol llegaron hasta el escenario que quedó colmado ante la expectativa que generó el encuentro.

La atención que captó en los seguidores del fútbol fue tal que mucha gente se quedó afuera del escenario, pero se dieron modos para observar el partido. Los muros perimetrales fueron usados como butacas preferenciales alrededor de las curvas.

Asimismo, en la parte sur, algunos hinchas forzaron la puerta de ingreso y se apostaron alrededor de la malla perimetral interna que da al arco sur del escenario.

A Municipal Vinto un empate le alcanzaba para anotarse como nuevo equipo profesional, pero el cuadro local quería hacerlo con una victoria.

En el primer tiempo, las emociones estuvieron a flor de piel, además la lluvia le otorgó otro toque al desempeño de los jugadores en el campo de juego.

En el 11’PT, Juan Carlos Robles no pudo anotar un penal y parecía que los nervios le iban a jugar una mala pasada a Municipal Vinto, sin embargo, mantuvieron la calma y pese al accidentado juego que protagonizaron, el marcador no se abrió.

Otra acción en la última línea de Real Santa Cruz provocó otra pena máxima en el 42’PT. Robles nuevamente dejó su arco y pese a que el técnico Humberto Viviani pedía que otro jugador pateara el penal, el golero no falló esa ocasión.

En el 43’PT, el portero cruceño cambió la falta por gol y generó la algarabía de los hinchas en el escenario.

Era el primer paso, restaban 45 minutos para alcanzar el sueño y en el complemento, se aunaron los esfuerzos para llegar al objetivo.

Fabricio Bustamante no se cansó de insistir, hizo todos los esfuerzos para aumentar la cuenta y el premio llegó en el 33’ST.

Un centro de Erick Vásquez desde la derecha llegó para que Bustamante ponga el frentazo para el 2-0.

No se necesitaba más y pese a algunas intenciones de Real Santa Cruz, el marcador no se movió.

La desesperación llevó a los jugadores y miembros del cuerpo técnico del cuadro cruceño a pelearse con hinchas del local, con periodistas y con los árbitros.

El minuto 90 llegó, era el momento. Luego de una acción del cuadro local, el juez central elevó los brazos, marcó el centro de la cancha y pitó el final del partido.

El triunfo se anotó, el logro se consumó y los jugadores del equipo cochabambino sólo atinaron a caer de rodillas en el gramado del escenario quillacolleño. Allí donde agradecieron por el título, por el ascenso y por el sueño cumplido.

Desde las tribunas, los hinchas del club valluno brindaron alegremente por la victoria, la segunda en la fase final de la Copa Simón Bolívar.

Los jugadores se fundieron en un abrazo anhelado, expresando que todos sus esfuerzos rindieron frutos y que la promesa de verlos en 2020 traerá muchas satisfacciones para el equipo cochabambino.

Muchos minutos después y luego de la algarabía del final del partido, recibieron el trofeo de campeón, dieron la vuelta olímpica y cerraron su festejo en el arco de la curva norte, donde corrieron hacia el trofeo.

El sueño se cumplió y esperan que a partir del próximo año puedan jugar en su casa, el estadio de Quillacollo.

 

JUGADORES SE VAN CONTRA EL ÁRBITRO

Al finalizar el partido, los jugadores y cuerpo técnico de Real Santa Cruz se fueron en contra del árbitro Gery Vargas y de sus colaboradores.

En los últimos minutos del partido, desde el banquillo de suplentes protestaron por las determinaciones del árbitro.

En la planilla se registró que el técnico José Peña empleó “lenguaje ofensivo, grosero y obsceno” contra el árbitro. Asimismo se da cuenta de los incidentes y agresiones al juez.

 

MUNICIPAL, EL OCTAVO EQUIPO VALLUNO

Tras ganar la Copa Simón Bolívar 2019, Municipal Vinto es el octavo equipo que logra ascender al profesionalismo.

Desde la fundación de la Liga, los equipos cochabambinos que llegaron a esa instancia fueron: Wilstermann, Aurora, Petrolero, Bata, Orcobol, Metalsán y San Pedro.

Los vallunos recién ascendidos se suman a la larga historia de equipos cochabambinos, además de convertirse en el segundo equipo de Quillacollo, luego de Bata.

 

OPINIONES

"Veníamos desde muy abajo peleando por esto. Gracias a Dios se nos dio. Se dio la oportunidad de jugar este partido final del campeonato y supimos aprovecharlo al máximo". Fabricio Bustamante. Delantero de M. Vinto.

"Estamos muy felices, apoyando desde afuera. El partido más lindo me lo perdí, pero muy contento por el esfuerzo de mis compañeros y por todo lo que vivimos". Ariel Jaldín. Delantero de M. Vinto.

"Esto va dedicado para Dios y esta hinchada. Real Santa Cruz tenía que venir a buscar el partido, tenía la obligación, nos planteó el partido como se pensaba. Ahora a festejar". Humberto Viviani. DT de M. Vinto.

 


En Portada