Pasar al contenido principal
Geraldine Corrales Arandia

Vicedo y un penal salvan a Aurora frente a Guabirá

Tal y como sucedió en la séptima fecha del torneo Clausura, ante Nacional Potosí, ayer el delantero de Aurora, Matías Vicedo, fue el artífice de la victoria de su equipo ante Guabirá, en el partido válido por la décima jornada y que se jugó en el estadio Samancha Urabi, en Colcapirhua.

La pena máxima fue nuevamente la vía a través de la que Aurora logró su segundo triunfo en el torneo en el que busca alejarse lo más que pueda de la zona del descenso.

La victoria, además de darle un respiro al Equipo del Pueblo, complicó a Guabirá, que ahora está en la obligación de sumar ante sus próximos rivales para evitar caer en la zona de peligro.

Con el triunfo de ayer, Aurora mejora los ánimos de cara al clásico valluno que se disputará este miércoles (20:30) frente a Wilstermann, en el estadio Félix Capriles.

El partido

Aurora y Guabirá protagonizaron un cotejo que fue trabado en varios momentos debido a que el juego se concentró en el mediocampo.

Pese a que el local fue superior en gran parte del primer tiempo, Guabirá no bajó los brazos y consiguió inquietar a la defensa del Celeste.

En la primera etapa, la labor que realizaron Erick Cano, Iván Huayhuata y Sergio Moruno fue importante en el medio campo, empero pese a las oportunidades que tuvieron, la última línea del Azucarero supo resolver las acciones de peligro.

El local tuvo una de sus ocasiones más claras en el 15’PT. Cano metió un centro para Vicedo que, en una posición incómoda, no cabeceó con fuerza y envió el tiro a las manos del portero de Guabirá, Luis Cárdenas.

En el 23’PT, la visita tuvo su oportunidad con un remate de Jorge Lovera que el portero celeste, Agustín Cousillas, envió al tiro de esquina.

El juego se centró en el medio sector e impidió que los rivales puedan generar acciones de peligro; sin embargo, Aurora comenzó a salir por las bandas y en el 38’PT, Erick Cano inició un desborde por el sector izquierdo, ingresó al área grande y fue derribado por Fran Supayabe, de Guabirá, por lo que el juez del cotejo no dudó en cobrar la pena máxima.

Un minuto más tarde, el argentino Vicedo sacó un potente remate y envió el balón al fondo de las redes (1-0).

Aurora subió la intensidad de juego y en la última parte de la etapa inicial, cedió los espacios para que la visita se acerque con peligro al arco custodiado por Cousillas.

En la segunda etapa, con los cambios que realizaron ambos técnicos, la disputa si llegó a generar acciones de peligro, aunque el juego fue más intenso en los últimos 15 minutos, en los que el local presionó a su rival para buscar aumentar el marcador.

En Aurora, el ingreso del atacante Edwin Alpire fue lo que permitió que su equipo incremente la presión sobre su rival, aunque en contrapartida también cedió algunas acciones para Guabirá.

El ariete tuvo al menos tres ocasiones para anotar, empero sus remates salieron desviados.

El juego de Alpire ayudó a que el local creciera en el complemento, pero no le fue suficiente para anotar otro gol, por lo que la falta de definición continúa siendo un tema pendiente en el elenco popular.

Asimismo, el retorno más esperado por la parcialidad celeste fue el de su portero, Cousillas, quien ayer destacó en varios pasajes del partido por las atajadas que protagonizó y que impidieron que el Rojo de Montero pudiera alcanzar el empate.

Con el resultado de ayer, el Equipo del Pueblo sumó 21 puntos en la tabla acumulada, igualó a Guabirá quien se complicó con la derrota. La victoria le ayudó al Celeste a tener una diferencia de cuatro puntos con sus rivales directos, que permanecen en el fondo con 17 unidades: Universitario y Real Potosí

Aurora no tiene mucho tiempo para festejar su segunda victoria; es más, debe concentrarse en su siguiente rival, Wilstermann, al que enfrentará luego de cuatro años.

 

OBSERVAN PRESENCIA DE DIRIGENTES

En la segunda etapa del partido, en el sector norte del campo de juego, el cuarto árbitro recibió una queja por parte del cuerpo técnico de Guabirá, que observó la presencia de personas ajenas a las permitidas, según el reglamento general del campeonato.

Entre las personas presentes en el campo de juego estaba el presidente de Aurora, Jaime Cornejo, que incluso recriminó a David Flores, reportero gráfico de la agencia APG, porque le impedía tener una buena visibilidad del partido.

 

AURORA CUMPLE CONCENTRACIÓN CERRADA DESDE EL SÁBADO

El primer plantel de Aurora lleva dos días de concentración, pensando sobre todo en el partido que tienen previsto ante Wilstermann, el miércoles (20:30), en el estadio Félix Capriles.

El gerente del club, Mirko Cornejo, señaló que la concentración se desarrolla en un hotel que está alejado de la ciudad y en el que permanecerán hasta el día del clásico valluno.

Si bien aún no se tiene programado el trabajo de hoy y mañana, se estima que sólo se cumplirá con una sesión de fútbol.

Por su parte, el técnico de Aurora, Marcos Ferrufino, aseguró que llega al clásico de la mejor manera. “Vamos a seguir insistiendo en lo nuestro. A veces el campo de juego no ayuda. Trataremos de recuperar a la gente que está cansada. Las oportunidades que tenemos no las estamos concretando”, dijo.

 

En Portada