Pasar al contenido principal
PÁGINA SIETE

Bolívar se queda con las manos vacías

Sin nada, así se quedó Bolívar en el primer semestre del año. Ayer perdió en condición de local frente a San José por 2-0 y la última posibilidad que tenía de asegurar un premio internacional para  2019, quedó desvanecida.

La Academia presentó un equipo desmotivado, con jugadores que se encuentran  pensando más en el receso que en intentar salvar por lo menos el honor del equipo más laureado del país.

La de ayer fue otra falsa actuación del cuadro que dirige el brasileño Vinícius Eutrópio. El equipo está partido, deambula en la cancha y nunca tuvo un patrón de juego definido; aunque esta situación ya no llama la atención en la hinchada celeste que estoicamente asistió ayer, pese a las inclemencias del tiempo, esperanzado en ver a su equipo en busca de una victoria con la que iba a forzar a un tercer partido, algo que no pudo ocurrir finalmente.

Los orureños llegaron con la ventaja de haber ganado el partido de ida (4-0) y manejaron a su gusto los tiempos del compromiso ya que con el empate aseguraban el premio a la Copa Sudamericana de 2019. Poco a poco los santos se fueron dando cuenta que en el contragolpe podían hacer daño a la endeble defensa de los bolivaristas. En la media hora de juego,

Ronald Raldes salvó de la caída de su arco al desviar un remate de Rodrigo Ramallo.

Los goles del Santo

Las dos estocadas de los santos llegaron en los últimos 10 minutos de la parte inicial: Ramallo dejó mal parada a la defensa celeste en base a un contragolpe mortífero, enganchó ante los zagueros celestes y anotó el primero pese a la estirada del golero Jacsson, sobre los 35 minutos de juego.

En el primer minuto de descuento, Ramallo y Carlos Saucedo armaron otra jugada y el goleador levantó la pelota por encima del guardameta para estructurar el 0-2 y terminar de sepultar las leves esperanzas del equipo celeste.

La segunda parte fue de mero trámite. El compromiso fue muy aburrido ya que el equipo local siguió repitiendo las imprecisiones y los orureños se dedicaron a conservar la ventaja de dos goles.

 

CONTINUIDAD DE VINÍCIUS EN DUDA

El trabajo arduo comienza ahora para la dirigencia que deberá buscar un nuevo entrenador ya que la continuidad de Vinícius no se la puede respaldar  más, pese a que tiene medio año más de contrato.

Terminó uno de los semestres más bajos que tuvo el equipo celeste en los últimos tiempos, quedó como consuelo la Copa Sudamericana, pero quedó también una gran incertidumbre en su futuro. Los celestes fueron despedidos con una sonora silbatina.

En Portada