Pasar al contenido principal
EFE

Flamengo y Palmeiras, los últimos campeones, jugarán la final de la Libertadores

El ariete brasileño Bruno Henrique anotó los dos goles con los que Flamengo se impuso por 0-2 al ecuatoriano Barcelona, y lo llevó a la final de la Copa Libertadores, en la que se enfrentará a Palmeiras.

Flamengo, que se quedó con el título de la Libertadores 2019, y Palmeiras, de la edición 2020, definirán al campeón 2021, en la final única el 27 de noviembre, en Montevideo.

Barcelona no pudo con el sólido equipo de Río de Janeiro que venció los encuentros de ida y vuelta al ecuatoriano con idéntico marcador y con todos los tantos marcados por el goleador brasileño.

Los tantos de Bruno Henrique de anoche cayeron a los 18 y 49 minutos, en un partido donde la superioridad de Flamengo se evidenció de principio a fin, incluso, con mejor desempeño que en el partido de ida disputado en Brasil.

Barcelona se esmeró tal como en aquel partido, pero la diferencia individual y colectiva no le alcanzó ante el nivel mostrado por Flamengo, cuya generosidad futbolística lo llevó siempre a buscar el arco contrario.

La propuesta ofensiva con la que salió Flamengo dio frutos al minuto 18, cuando Bruno Henrique recibió un pase profundo, enfrentó al portero Javier Burrai y con hábil maniobra lo burló y depositó el balón en el fondo del arco.

La urgencia y necesidad de Barcelona por descontar, ocasionó que arriesgará en defensa, de lo que se aprovechó el equipo de Renato Gaúcho, y con toques precisos dejó nuevamente a Bruno Henrique frente al arco contrario y con remate a placer convirtió el 0-2, final.

 

En Portada