Pasar al contenido principal
AFP

Setién: "No se me pasa por la cabeza que sea mi último partido"

El técnico del Barcelona, Quique Setién, muy cuestionado en el último tramo de LaLiga, asegura que "no se me ha pasado por la cabeza" que el partido del sábado contra el Nápoles pueda ser su último encuentro dirigiendo al Barça.

"La realidad es que no se me ha pasado por la cabeza la posibilidad de que este sea mi último partido, estoy tranquilo", dijo Setién en la rueda de prensa previa al partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones contra el Nápoles.

"Hemos preparado a conciencia el partido pensando que vamos a continuar y que vamos a poder afrontar el resto hasta la final en Portugal con la misma ilusión y energía que tengo ahora y que tenemos todos", dijo Setién.

El técnico azulgrana afronta con optimismo el encuentro en el Camp Nou, tras el 1-1 de la ida en Italia.

"Hemos tenido el tiempo suficiente para preparar bien el partido, hemos tenido unos días de descanso para volver con energía renovada, hacer buenos entrenamientos y preparar bien el partido", afirmó Setién, que ha visto una gran progresión en el equipo italiano desde aquel partido en febrero.

"El Nápoles es un equipo que ha mejorado muchísimo, tienen muchísimos registros que le convierten en un grandísimo equipo", consideró Setién.

"Es un equipo que nos puede hacer daño con el balón, sabe tenerlo, combina bien, es un equipo que ha mejorado mucho en sus posesiones, luego es tremendamente disciplinado en defensa y va a cerrar muy bien los espacios", añadió el técnico azulgrana.

"Va a ser un partido con alternativas, es un equipo que está en un buen momento y con jugadores de gran calidad", insistió Setién.

El técnico azulgrana recupera para este encuentro al delantero francés Antoine Griezmann, que ha recibido el alta tras reponerse de sus problemas  musculares en la pierna derecha, pero tendrá que esperar un poco más para Ousmane Dembélé, que fue operado en febrero de un tendón en el muslo derecho.

"Los entrenamientos que ha podido hacer con el grupo son muy pocos y la realidad es que íbamos a asumir un riesgo bastante grande, él tampoco está con una gran confianza todavía, creo que la mejor decisión es no llevarle", explicó Setién.

En Portada