Pasar al contenido principal
AFP

La Covid-19 provoca un embrollo en la segunda división del fútbol español

En una temporada suspendida durante tres meses por la pandemia del nuevo coronavirus, el Covid-19 se convirtió otra vez en el protagonista del desenlace de la segunda división del fútbol español, tras el aplazamiento del Deportivo-Fuenlabrada decisivo tanto para el playoff de ascenso como para la permanencia.

Las alarmas saltaron a media tarde del lunes, a pocas horas del inicio de la última y decisiva jornada de la Segunda División española, cuando los medios españoles informaron de que al menos ocho componentes del plantel del Fuenlabrada, seis de ellos jugadores, habían dado positivo en los últimos test de detección del Covid -19.

Y si había un partido del que dependía todo, ese no era otro que el Deportivo-Fuenlabrada, donde los gallegos se jugaban mantenerse en la categoría y los madrileños disputar el playoff por el ascenso.

Después de discusiones entre LaLiga, organizadora de la competición, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y el Consejo Superior del Deporte (CSD, órgano gubernativo) se acordó suspender el partido entre Deportivo y Fuenlabrada y mantener "la disputa del resto de partidos de la Jornada 42", anunció en un comunicado LaLiga.

"Es la solución que mejor protege la salud de los futbolistas y la integridad global de la competición", justificó la organizadora del torneo.

Más tarde, medios españoles informaron que el encuentro aplazado se jugaría el 30 de julio y que el playoff de ascenso, en el que participan del 3º al 6º clasificado, se retrasaría a los días 2 y 5 de agosto (semifinales) y 8 y 11 (final).

Tras la disputa de la última jornada de Segunda División, el Deportivo, que no dependía de sí mismo, certificó su descenso tras las victorias de Albacete y Lugo, ante Cádiz y Mirandés respectivamente.

En Portada