Pasar al contenido principal
Redacción Central

Liverpool se corona con gol de Firmino en la prórroga

El brasileño Roberto Firmino dejó al Flamengo sin poder realizar el sueño del segundo título mundial de clubes y coronó ayer al Liverpool por primera vez en su historia al marcar el único gol de la final en el comienzo de la prórroga.

El delantero, que ya fue fundamental en la semifinal contra el Monterrey mexicano con un gol en el tiempo de descuento, decantó una final dura e intensa en el estadio Internacional Khalifa de Doha, capital de Catar.

En la reedición de la final jugada por ambos clubes el 13 de diciembre de 1981, el equipo dirigido por el alemán Jurgen Klopp se impuso en el minuto 99 al campeón de la Copa Libertadores.

El Liverpool, seis veces campeón europeo, rompió así una racha de tres finales perdidas (1981, 1984 y 2005), sucedió al Real Madrid como campeón del Mundial de Clubes y prolongó la hegemonía del fútbol europeo.

Flamengo, también campeón de la Liga brasileña, dominó la primera mitad, sufrió en la segunda y llegó a la prórroga con más corazón que energía.

Liverpool arrancó la final a toda velocidad. En apenas cinco minutos dispuso de tres oportunidades en las botas de Firmino, en un mano a mano con Diego Alves, Keita y Alexander-Arnold.

Los ingleses dejaron claro su estatus de favorito, mientras los brasileños aguantaban como podían las combinaciones del tridente ofensivo “red”.

Ya lo había avisado Jorge Jesus en la previa: los campeones de Europa tienen a los mejores jugadores del mundo.

El ímpetu del Liverpool amainó, sin embargo, pasados los primeros quince minutos y renunció a la posesión.

Ello favoreció que los campeones de la Libertadores empezaran a crear peligro con el trabajo incansable de Gerson en el medio y la velocidad endiablada de Bruno Henrique en el ataque.

En la segunda parte el partido se rompió con los dos equipos en busca de un gol que se percibía como definitivo.

Firmino volvió a fallar inexplicablemente un remate a media altura, franco, desde el punto de penalti que estrelló al palo. Salah tampoco consiguió a definir dentro del área un centro cruzado.

La final se fue a la prórroga, a la que el equipo carioca llegó extenuado y en un contragolpe conducido por Mané lo culminó Firmino.

El delantero de la selección brasileña no erró a la tercera, controló, amagó y disparó para darle al Liverpool su primera corona mundial.

 

APUNTE

Salah, el mejor jugador del torneo

El egipcio Mohamed Salah fue declarado mejor jugador del Mundial de Clubes Catar 2019, en el que su equipo, el Liverpool inglés, se proclamó campeón.

 

Salah fue titular en los dos partidos disputados por el equipo que dirige el alemán Jurgen Klopp, y en la final fue reemplazado en la prolongación del segundo periodo de la prórroga por el suizo Xherdan Shaqiri. El Balón de Plata fue para Bruno Henrique, jugador del Flamengo, que cuajó una magnífica final.

 

Por su parte, el centrocampista Diego afirmó que en Flamengo quedaron “tristes”, pero “con la cabeza en alto”. “Es triste porque vinimos para conquistar este trofeo y no lo conseguimos”, dijo tras el partido.

En Portada