Pasar al contenido principal
AFP

Argentina se reivindica contra Chile y es tercera

Sao Paulo

Argentina se llevó ayer el tercer puesto de la Copa América 2019 al derrotar 2-1 a Chile en un partido áspero en el que Lionel Messi y el defensa Gary Medel fueron expulsados a diez minutos para el descanso.

El del tercer y cuarto puesto es, sobre el papel, el partido que nadie quiere jugar. Pero el hecho de que fuera una repetición de las finales de 2015 y 2016  le dio un aire de revancha, de duelo a muerte entre los rivales que se tienen ganas desde un tiempo a esta parte.

Chile, que había salido con su elenco de lujo, estuvo muy lejos de ser la Roja bicampeona de América que deslumbró al mundo. Su línea de tres con Medel, Gonzalo Jara y Paulo Díaz no funcionó, y quedó muy tocada por la salida por lesión en el muslo de Alexis Sánchez.

A los pocos minutos, los de Lionel Scaloni, que fueron de menos a más en este torneo, dominaban el juego, muy sólidos en defensa y muy activos en ataque.

Messi, considerado por muchos el mejor del mundo, estuvo muy motivado, pese a que otra vez se ha quedado sin títulos con la albiceleste: desde su posición de “falso 9” abrió juego, buscó espacios y trianguló con Agüero y Dybala, la gran novedad del once inicial.

El primer gol nació de sus botas, cuando aprovechó el despiste de la Roja, que protestaba por una falta, para reiniciar el juego y buscaron una diagonal al Kun, que muy hábilmente sorteó al portero Gabriel Arias.

En el segundo de la albicesleste, un excelso pase raso de Giovani Lo Celso cayó en las botas de Dybala. El delantero de la Juventus se internó y superó a Gabriel con un soberbio zurdazo picado.

 

Messi, a las duchas

Pero entonces llegó al rifirrafe entre Messi y Medel. Se les notó la enemistad desde el inicio, con empujones y reproches mutuos. Pero, a falta de 10 minutos para el descanso, esa pelea por el balón que se perdía por la línea de fondo terminó con los expulsados.

El chileno se quejó de un empujón de Messi y ambos jugadores se encararon, quedando cabeza con cabeza. Según las imágenes de televisión, Medel trató de dar un cabezazo en dos ocasiones a Messi, que se retiró para no ser golpeado.

La decisión del paraguayo Díaz de Vivar desencadenó protestas y una trifulca entre ambos equipos.

Fue un nuevo golpe para Argentina, que le hizo revivir la polémica eliminación del martes en semifinales contra Brasil.

En ese partido, la actuación del árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano y las dos jugadas de posible penal a favor de la Albiceleste que no fueron revisadas por el VAR.

Sin Messi en la cancha, algo impensable a no ser que sea por una causa mayor, Argentina siguió dominando en el segundo tiempo. La Roja estuvo muy gris y sin ideas, pese a que el penal marcado por Vidal, a instancias del VAR, le dio oxígeno.

Angel di Maria y Matías Suárez entraron por Dybala y Kun, que tuvo varias oportunidades sin final feliz, y aumentaron la presión sobre el arco de Arias. Pero ya no hubo cambios. Los argentinos se llevaron el honor.

 

OPINIONES

Creo que cerramos una Copa América como debía ser, como lo hicimos de esta manera, jugando bien. Fue un partido muy duro, se metió, no fue fácil.

Paulo Dybala

Delantero de Argentina

 

Trataremos de mejorar y volver, entrenar y prepararnos. Traté de jugar y no dejar el grupo. Amo mucho a  mi selección y no podía faltar.

Arturo Vidal

Volante de Chile

2_3_dep_5_afp.jpg

Lionel Messi y Gary Medel son expulsados por agresión.
AFP

Messi: “No tenemos que ser parte de la corrupción”

“No nos dejaron estar en la final”, afirmó ayer Lionel Messi, quien explicó su ausencia de la ceremonia de premiación a Argentina por el tercer puesto obtenido en la Copa América como un repudio a la “corrupción” que, a su juicio, ha salpicado el torneo más antiguo de selecciones.

“No fui por todo un poco. Creo que nosotros no tenemos que hacer parte de esa corrupción,  de falta de respeto que se nos hizo durante esta copa. Nos vamos con la sensación de que estábamos para más, de que hicimos tanto contra Brasil como hoy los dos mejores partidos”, declaró.

“No nos dejaron estar en la final. Lamentablemente, repito, la corrupción, los árbitros y todo eso no permite que la gente disfrute del fútbol, del show y lo arruine un poco”, afirmó.

 

APUNTE

Rueda: “Fue una disputa normal”

El DT de Chile, Reinaldo Rueda, dijo ayer que el rifirrafe que terminó con la expulsión de Lionel Messi y Gary Medel en la derrota 2-1 de la Roja contra Argentina “fue una disputa normal”.

 

“Yo pienso que lo de Medel y Messi fue una disputa normal. Creo que sólo era una cuestión de manejo”, dijo el timonel colombiano, en declaraciones tras el partido. Ambos jugadores recibieron roja directa por un forcejeo.

En Portada